Los Reyes Mutantes vuelven al Bora Bora con sus regalos

Los Niños Mutantes se rodean de chiquillería en Bora Bora. /J. J. G.
Los Niños Mutantes se rodean de chiquillería en Bora Bora. / J. J. G.

Como ya es tradicional, el grupo granadino ofrece un concierto para los más pequeños de la casa

JUAN JESÚS GARCÍAGRANADA

Como es ya tradición desde hace cuatro años, el grupo Niños Mutantes dará un mini concierto de Reyes en la tienda de vinilos Bora Bora (el viernes 29, a las 19:30). Y es que a los músicos también les crecen los hijos y descubren el fascinante mundo de las alegrías (¡ay! y las servidumbres) infantiles. La obligación de entretener estimulando sus fantasías, imaginación y creatividad es una de las más importantes a esas cortas edades, y nada mejor que un concierto preparado para ellos, en su lenguaje, y poder trastear entre instrumentos y charlar con los músicos como un juego más, y en esto Niños Mutantes ya son expertos. La entrada cuesta un juguete que se dará a la entidad benéfica 'Asociación para la igualdad y la solidaridad' que trabaja con mujeres inmigrantes y sus hijos.

Este año, para unificar criterios y que todos los regalos sean nuevos, han llegado a un acuerdo con la tienda Toy Planet (Pedro Antonio de Alarcón) «donde hemos puesto una especie de 'lista de regalos' destinados a la franja de edades de estos niños, para que vayan ordenados y compensados. «La juguetería se ha enrollado haciendo precios especiales entre los 8 y los 15 euros», comenta Gonzalo Tafalla, que con María José de la Cruz lleva este club de agitación musical.

El origen

Recordando cómo empezó esta idea, Mariajo cuenta que querían «hacer un showcase con Niños Mutantes», un concierto acústico de los centenares que llevan ya hechos en su espacio, pero «entre giras y compromisos nos quedó en última instancia la Navidad, y entonces pensamos que podía ser una fecha atractiva para orientar su actuación a los niños en vez de a sus padres. Decidimos poner una entrada que fuera un juguete para estos chavales: un juguete por una invitación. Los que vienen al concierto se llevan de regalo el concierto y los que no pueden se llevan su juguete». María José y Gonzalo no tienen críos, pero sí una preciosa bóxer 'dálmata' que disfruta con ellos de los conciertos.

«Fue una invitación que nos hicieron y nos encantó la idea porque todos tenemos ya niños. Nos arriesgamos a ver lo que pasaba tocando para jóvenes musiqueros y la cosa se ha desbordado tanto que a partir del segundo año tuvimos que matizar las condiciones (risas)», cuenta Nani Castañeda, batería de Mutantes (y escritor, y gestor, y agitador cultural, y...), que sigue: «el segundo año se nos ocurrió la idea de recoger juguetes como entrada y donar los juguetes a una asociación de acogida de niños emigrantes y así quedó definido el formato perfecto». La idea ha tenido tanto éxito que «todos los años hemos pensado en salir, delante, a la plaza de la Universidad, pero lo descartamos porque sería complicado de gestionar. Tocar en el Bora Bora tiene un 'feeling' especial al estar tan cerca de los niños, y fue a ellos a quienes se les ocurrió la idea, y además pasan todo el año batallando por la música».

La segunda parte de esa actividad es aún más emotiva, como recuerda Juan Alberto, cantante del grupo: «Ver las caras de los niños en su local de acogida cuando les entregan sus regalos, incluso siendo ajenos muchos a la cultura navideña europea... Para algunos es su primer regalo de Navidad». Según señala Juan Alberto: «La gente es muy generosa», tanto que los hay que aportan su juguete a modo 'fila cero' y no recogen su entrada. Además este año las empresas Puleva y Maritoñi se encargan de la merienda de los niños... ¡Y el adyacente Bar de Eric la de los padres!

Fotos

Vídeos