Réquiem por el último gran rey del flamenco

El cantaor Enrique Morente, en el Jai Alai de Gernika./MAIKA SALGUERO
El cantaor Enrique Morente, en el Jai Alai de Gernika. / MAIKA SALGUERO

Veintiocho músicos interpretarán el próximo 13 de diciembre en Barcelona el réquiem compuesto para el cantaor Enrique Morente

EFEBARCELONA

Chicuelo, Arcángel, Kiki Morente y Andrea Motis son algunos de los 28 músicos que participarán en 'Réquiem a Enrique Morente. In memoriam', un homenaje al cantaor granadino con música compuesta por Juan Díaz, que se celebrará el 13 de diciembre, día del séptimo aniversario de su muerte.

Joan Albert Amargós dirige musicalmente este espectáculo, que se enmarca en el Festival Internacional de Jazz de Barcelona e impulsa el Taller de Músics. Juan Díaz se ha inspirado en la estructura clásica de los réquiem o misas de difuntos medievales para componer este tributo, «que no es un concierto de flamenco ni de jazz, sino un espectáculo transversal, sin etiquetas», ha aclarado el director artístico del Festival, Joan Anton Cararach.

No obstante, el flamenco estará presente, porque la inspiración del compositor ha sido Morente y las voces son flamencas, ha aclarado Díaz, en referencia a Kiki Morente, hijo del cantaor, y Arcángel, «que es el que mejor recoge la herencia de Morente», según el fundador del Taller de Músics y alma de este espectáculo, Lluís Cabrera.

El réquiem propiamente dicho ira precedido de «un tributo desde lo flamenco», con Chicuelo a la guitarra y Kiki Morente y Arcángel con la voz.

La parte central del concierto serán ocho piezas musicales compuestas por Juan Díaz a partir de textos de Mario Benedetti, Manuel Forcano, Antonio Machado, Miguel Hernández, Jorge Guillén, Rafael Alberti, Federico García Lorca y Lluís Cabrera, que ha decidido «entrometerse con humildad» entre los grandes escritores.

Estas composiciones serán interpretadas por músicos relacionados con el Taller de Músics y figuras del jazz como Andrea Motis, Ramon Cardo y Martí Serra, entre otros. «Musicalmente, será un concierto global, con voces flamencas, coros, armonías jazzísticas y tics de música religiosa o medieval», ha precisado Amargós.

Con este concierto, el Taller de Músics quiere recordar a un artista que rompió esquemas y tuvo una estrecha relación con Barcelona, ciudad que visitó infinidad de veces y que pisó por última vez poco antes de morir para actuar en El Molino, muy cerca de la Sala Barts, donde tendrá lugar este homenaje.

Fotos

Vídeos