«Al flamenco no le hace falta el inglés para ser internacional»

Rosalía./ANA LARRUY
Rosalía. / ANA LARRUY

Rosalía, cantaora | La artista, con todo vendido desde hace una semana, presenta esta noche en el Centro Lorca su primer trabajo discográfico, 'Los ángeles'

JORGE FERNÁNDEZ BUSTOSGRANADA

Con todas las entradas vendidas desde hace casi una semana, llega la voz. Desde Cataluña llega una voz dispuesta a vapulear el flamenco. Rosalía, tan fresca como su nombre y tan añeja como una toná, actúa esta noche en el Centro Federico García Lorca. La joven Rosalía es la gran revelación del flamenco, a la que todos quieren ver, a la que todos quieren escuchar. Su confianza le lleva a actuar con solo una guitarra. Su repertorio es tradicional; su propuesta vanguardista, conmovedora, delicada y salvaje.

-¿De dónde sale Rosalía?

-Nací en Barcelona, he crecido en una casa rodeada de mucha naturaleza junto a una familia que me animaba y apoyaba con mis inquietudes artísticas.

-Siendo tan joven, tiene ya una gran trayectoria. ¿A dónde va Rosalía?

-Quiero seguir desarrollándome como intérprete, compositora, arreglista y productora. Siempre pienso a largo plazo y veo mi futuro como una carrera de fondo. Quiero seguir grabando discos cuando tenga 60 años, como Johnny Cash. Descubrir nuevas maneras de hacer música a medida que el sonido de mi voz y mi forma de pensar vayan cambiando con el paso del tiempo.

-Se le ha considerado la Patti Smith de los tablaos. ¿Qué tiene de roquera?

-Más bien poco. De pequeña, en casa sonaban discos de Supertramp, Queen o Pink Floyd pero nunca he interpretado ese tipo de música. Yo admiro y he escuchado a Janis Joplin o Jimmy Hendrix pero decir una cosa como esa no es más que una forma de etiquetar y de hacer un titular llamativo. A Patti la he descubierto el año pasado.

-¿Se siente a gusto siendo rebelde con causa?

-No me considero rebelde, porque la rebeldía para mi tiene que ver con la confrontación y en mi caso, mi manera de enfocar las cosas procede de una necesidad personal. Intento ser transparente y honesta con mi propuesta musical y no hay una intención previa y racional de romper con algo.

-Sin embargo, no hay duda que es una cantaora rompedora. ¿Es necesaria una buena base para innovar?

-Siempre he considerado que es importante tener unos cimientos clásicos y por ello decidí estudiar mucha música y el flamenco en profundidad. Ahora bien, recuerdo una vez hablando con Jackson Browne, donde me dijo que a veces alguien desde fuera de un género musical puede aportar algo a un estilo precisamente porque lo está viendo y concibiendo desde fuera. Eso me hizo pensar que alguien que no tenga unas raíces musicales de un género concreto si de golpe empieza a interpretarlo, muchas veces por ingenuidad y frescura puede proponer algo que un músico del género jamás visualizaría como posible. Por eso creo que es interesante que los músicos de géneros distintos compartan proyectos, es una forma genial de generar nuevas formas de entender la música.

-¿Cuáles son sus referentes?

-Hacer una lista representativa de todas mis referencias sería imposible, esa lista no tendría final... Mis influencias van desde Leonard Cohen hasta Mozart o Jeremih. Siempre digo que no hay una música mejor que otra y que la música puede tener muchas funciones.

-¿Cómo está funcionando 'Los Ángeles', su reciente disco?

-La verdad es que estamos teniendo una muy buena acogida. Celebro en especial que en los conciertos haya gente de todas las edades, que vengan la hija, la madre y la abuela. Recuerdo estar grabando 'Los Ángeles' con Raúl y pensaba que era una propuesta arriesgada, no las tenía todas de que el disco fuera a gustar más allá de un ámbito musical y la verdad es que estamos muy contentos por la amplia recepción de este trabajo.

Universalizar

-Se atreve hasta con el inglés. ¿Una forma de universalizar el flamenco o una provocación?

-No tiene que ver ni con la provocación ni con la intención de universalizar, al flamenco no le hace falta el inglés para ser universal, en el mundo aprecian muchísimo esta música más allá del lenguaje en el que está porque su idiosincrasia expresiva le da ese gran valor. Si te refieres al bonnus track 'I See A darkness', ese tema no deja de ser una canción con aire folk en un disco donde todo el resto de repertorio es flamenco, cante popular. Personalmente creo que, pese a ser el único tema que se aleja en cuanto a repertorio suena muy parecido a todas las demás canciones. Que ese tema esté ahí es algo coherente con nosotros teniendo en cuenta que tanto Raúl como yo somos abiertos de mente y entendemos la música más allá de géneros.

-¿A qué público desea llegar?

-No aspiro a un público concreto, considero que cualquiera que tenga una sensibilidad parecida puede conectar con la música que hago. En mi opinión sería absurdo querer llegar a un target determinado y el público potencial de un artista es el que es, forzar algo en este sentido es seguro perderte algo en el camino.

-Como cantaora y catalana, ¿le están afectando de algún modo los problemas actuales de Cataluña?

-Estamos viviendo un momento de fragilidad y una situación muy compleja, esto nos afecta a todos.

Fotos

Vídeos