'Jas' o no 'Jas', ésta es la cuestión

El 'crooner' malagueño, acompañado por su banda, cerró la última noche del Festival de Jazz de Granada./J. J. G.
El 'crooner' malagueño, acompañado por su banda, cerró la última noche del Festival de Jazz de Granada. / J. J. G.

La voz de Zenet puso el broche de oro a una nueva edición del Festival de Jazz | El artista malagueño, bien pertrechado por Taboada y Laguna, regresó a la capital nazarí para bordar una sesión con aires gangsters

JUAN JESÚS GARCÍAGranada

El malagueño Antonio Manuel Mellado portavoz del proyecto Zenet (uno y trino con el guitarrista José Taboada y el letrista Javier Laguna) cerró en plan estrella total el Festival de jazz por este año. Y lo hizo a lo grande, con la mayor banda que ha juntado en Granada, donde le hemos visto en todas las versiones posibles y siempre más pequeñas, desde aquella noche en el Boogaclub cuando estrenó 'Los mares de China' y ya dejó público en la calle. El domingo sucedió lo mismo.

Zenet, que ha hecho de todo en este mundo, hasta cantar en el Zaidín hace un montón de años con su grupo de entonces Sur S.A., ha diseñado un personaje entrañable, frágil, goloso y muy atractivo, el de un becario de gangster cantando los sentidos boleros 'copleados' y con resonancia jazzy que le componen Taboada y Laguna (auténticos León y Quiroga actuales).

«Zenet puso voz, cuerpo y gracia, salero y pose a unas canciones que suenan a estándares instantáneos»

Él pone voz, cuerpo y gracia, salero y pose, a esas canciones que suenan a estándares instantáneos de los que ya no se hacen. Se encarga de la portavocía, siempre graciosa y agradecida, y hasta ejerce de cuerpo de baile unipersonal que ha aprobado cuarto de Fred Astaire con asignaturas pendientes: como desconcentrar la atención sobre los estupendos solos de su compañeros con sus pasos de baile.

Gran orquesta

Situados en media luna por detrás, la Gran Orquesta Zenet fue mucho mas allá de mero acompañante. Músicos llegados desde Cuba (Machado, Porro, Rivero), Venezuela (Taboada y Méndez), Suecia (Ove Larsson) y... Aragón (Raúl Márquez) en su mayor parte son también son los habituales suyos en estudio, y se nota la confianza.

Con tanto peso caribeño la clave reclamaba el pálpito de la actuación, con esa alegría sonora que complementaba su repertorio de crooner de taberna portuaria, con un cancionero de madrugada y ternura de arrabal, club y humo en los pulmones.

Lo de Zenet ha sido un suma y sigue continuo, despertando afecto y ternura en el público, que no dejó de jalear, responder, completamente predispuesto a palmear sonoras ovaciones a las formidables intervenciones solistas de -sobre todo- el ex Irakere Manuel Machado y el pianista Pepe Rivero (ambos fijos del grupo 'hispano' de Paquito D'Rivera).

Hubo 'jas' y 'yas', también jazz, con pulsión de 'latin', 'filin', y el swingueante ritmo 'manuoche' de Taboada y Raúl Márquez. Pero sobre todo hubo un concierto de esos que alegran la vida. Que ésta sí que es la cuestión.

Fotos

Vídeos