Un concierto de la OCG recordará con el mismo programa la inauguración del Centro Manuel de Falla hace 40 años

Un concierto de la OCG recordará con el mismo programa la inauguración del Centro Manuel de Falla hace 40 años
Ramón L. Pérez

Durante la segunda semana de junio, las puertas del Centro se abrirán para mostrar sus interioridades al público granadino

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El Centro Cultural Manuel de Falla va a celebrar por todo lo alto sus primeras cuatro décadas de existencia. Con el apoyo de las administraciones y el patrocinio de IDEAL, los actos se desarrollarán en los primeros días del mes de junio, coincidiendo con los de aquel fasto inaugural de 1978, y, por suerte, con algunos de sus protagonistas presentes en los mismos.

Ayer tuvo lugar en el propio Centro Cultural la presentación del programa de eventos, a la que acudieron el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca; el delegado de Cultura de la Junta, Guillermo Quero;la concejala de Cultura, María de Leyva; el director de orquesta Antoni Ros Marbà; la directora del Archivo Manuel de Falla, Elena García de Paredes; la gerente de la Orquesta Ciudad de Granada, Alicia Pire;el director del Centro, José Luis Carmona, y el director de IDEAL, Eduardo Peralta.

Los dos grandes hitos de la celebración serán, en primer lugar, la celebración de sendos conciertos los días 15 y 16 de junio (viernes y sábado), a las 20:30 horas, con la Orquesta Ciudad de Granada dirigida por Ros Marbà, y con el pianista Iván Martín como solista. El programa, el mismo que se interpretó en la inauguración de hace 40 años, con la inclusión de fragmentos de 'Fuego fatuo', orquestados por el propio maestro barcelonés, como particular homenaje. Por lo demás, una propuesta 'fallesca' por completo, con 'Noches en los jardines de España', la suite 'Homenajes' para orquesta y las dos suites orquestales de 'El sombrero de tres picos'.

La celebración se completará con una jornada de puertas abiertas, que tendrá lugar el sábado 9 de junio, coincidiendo con el Día Internacional de los Archivos y la apertura de la exposición 'El retablo de Maese Pedro: diseños para una escena', e incluirá recorridos programados por las 'tripas' del Centro, fijados a las 11:00 y las 13:00 horas.

Todas las autoridades presentes en el encuentro con la prensa destacaron el papel fundamental del Centro Cultural Manuel de Falla para entender la vida cultural de la ciudad en las últimas cuatro décadas. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, destacó el esfuerzo de los profesionales de la OCG, comprometidos desde el primer momento para dar a este 40 aniversario el relieve que merece. Cuenca dijo que con el concierto inaugural de 1978, se abrieron las puertas a una Granada nueva, que despertaba a la cultura contemporánea con el objetivo de hacerse un hueco en el panorama internacional, con una seña de identidad propia, encarnada en la figura de un compositor, Manuel de Falla, que si bien no nació en la ciudad, sí que supo encarnar su alma, haciéndose uno con ella.

El primer edil afirmó, igualmente, que el proyecto que en su día ejecutara el arquitecto José María García de Paredes fue la primera piedra para la conformación de Granada como Ciudad de la Música, una ciudad que hoy da cabida a todos los estilos y tendencias, pero que siempre agradecerá a Falla que la eligiera para establecerse. Finalmente, destacó la suerte de poder contar con el maestro Ros Marbà para celebrar estos 40 años de música, un símbolo de continuidad en la búsqueda de la calidad máxima en los programas y de proyección hacia el futuro.

Emoción

Por cierto que el director de orquesta catalán está viviendo estas semanas previas al concierto del aniversario del Centro con profunda emoción. Lleva toda la semana en Granada ensayando el concierto de mañana viernes, 'Clasicismo vienés y romanticismo parisino', con los hermanos Martos como solistas, y una vez más, se encuentra como en casa. Ros Marbà tuvo tiempo para recordar algunas de las conversaciones mantenidas con García de Paredes, y cómo el trabajo constante del arquitecto, con la ayuda de técnicos como Lothar Cremer, fue capaz de crear el primer gran auditorio de nuestro país, con la mejor acústica posible, diseñada por primera vez utilizando rayos láser y los mayores avances científicos de la época. Bromeó con el hecho de que por entonces tenía «41 años, era un chavalín», y cómo ha mantenido incólume su ilusión por hacer música. Yreconoció el honor que supone volver a ponerse al frente de la Orquesta Ciudad de Granada, para la que tuvo palabras de elogio, en una ocasión tan especial como esta.

El director barcelonés relató también sus sensaciones de aquella noche de estreno, con la presencia de autoridades y el calor de los granadinos, quienes, afirmó, «han sabido apreciar este gran homenaje a Falla que es el Centro Cultural».

El director de IDEAL, Eduardo Peralta, destacó la importancia de esta efeméride, y el compromiso del periódico con esta tierra y sus valores: su historia, su arte y su música. «Fuimos testigos de aquel memorable acto de inauguración», recordó, haciendo memoria del artículo que aquel 10 de junio publicaba en el diario el compositor Ernesto Halffter, donde decía que dicho acto suponía la culminación más apasionada de una larga labor de enaltecimiento de la figura y la obra del más genial y primer músico español de todos los tiempos, y añadía que Falla debía mucho a Granada, en su calidad de ciudad inspiradora de buena parte de su obra, resaltando que «una ciudad que realiza esta oda a uno de sus artistas más universales, es una ciudad de grandeza y cultura».

Durante estas cuatro décadas, las portadas de IDEAL han reflejado centenares de conciertos memorables, noches donde la interpretación musical alcanzó altísimas cotas. También eventos tan desagradables como el incendio que destrozó el Centro, y que permitió su resurgimiento de entre las cenizas, nunca mejor dicho, tras menos de un año de obras. También fue este periódico el primero en dar la noticia de que el nuevo auditorio sería la sede «de la futura orquesta de Granada», un deseo que se haría realidad apenas unos años después, con la residencia de la NACO, primero, y luego, con la creación de la Orquesta Ciudad de Granada, una formación que «merece todo nuestro reconocimiento», afirmó Peralta, «y que tras un periodo complicado, encara con optimismo su futuro». Un futuro en el que, afirmó, «IDEAL siempre estará a su lado, difundiendo sus actividades y dando buena cuenta de sus éxitos».

Precisamente, la directora gerente de la Orquesta Ciudad de Granada, Alicia Pire, reivindicó el papel de la Orquesta, su presencia como parte indisoluble del día a día del Centro, y alabó el carácter visionario de José María García de Paredes, capaz de concebir la más moderna sala de conciertos de Europa en los años 70 del pasado siglo.

Celebración compartida

Tras los discursos, llegó el momento de la música, como era casi obligado en una presentación de estas características. Fue el Cuarteto Ars Nova, formado por músicos de la OCG, quien puso el punto y final al encuentro interpretando dos piezas cortas. En primer lugar, 'Café de Chinitas', recuperada por Federico García Lorca dentro de la obra 'Trece canciones populares españolas antiguas'. Y luego, de Falla, 'El paño moruno', de 'Siete canciones populares españolas'.

Especialmente emocionada, por los recuerdos familiares que evocaron las palabras de Ros Marbà en torno a la memoria de su padre y su obra, y las que pusieron en valor, una vez más, el legado de su tío abuelo el compositor, estaba Elena García de Paredes Falla, gerente del Archivo Manuel de Falla. «Este Centro Cultural fue un sueño hecho realidad para mi padre, y hoy forma parte de la esencia de Granada». Sobre el proceso de creación, recordó que «no hizo muchos bocetos, pero en su cabeza siempre estuvo lo que quería para este edificio», recordó.

Las entradas para los conciertos conmemorativos del 40 aniversario del Centro Falla se encuentran a la venta a partir de hoy en la página web redentradas.com.

Fotos

Vídeos