El Centro Manuel de Falla celebra su 40 aniversario con un concierto irrepetible

Ros Marbà con la OCG y la soprano Leticia Rodríguez en uno de los conciertos que ha dirigido en el Centro Manuel de Falla./IDEAL
Ros Marbà con la OCG y la soprano Leticia Rodríguez en uno de los conciertos que ha dirigido en el Centro Manuel de Falla. / IDEAL

En las noches de hoy y mañana sábado, la OCG, con Ros Marbà al frente, recrean el recital con el que se inauguró el Auditorio en 1978

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El Centro Manuel de Falla, emblema de las infraestructuras culturales de Granada, está de enhorabuena. Nada menos que cuatro décadas, 40 años, lleva siendo el gran templo de la música clásica en la ciudad. También ha acogido numerosos eventos teatrales y conciertos de otras músicas, como la new age, el flamenco o el pop.

Fue un 10 de junio de 1978 cuando el conjunto arquitectónico ideado por José María García de Paredes 'sonó' por primera vez. Era la sala de conciertos más moderna de España. La que en su diseño contó, de forma pionera en nuestro país, con el uso de rayos láser para medir sus proporciones y sus posibilidades acústicas, avalada por Lothar Cremer. Un portento en aquel momento, y un gran lujo para Granada aún hoy.

Para celebrar esta efeméride, el Ayuntamiento de Granada, a través de Gegsa, y con el patrocinio de IDEAL, ha organizado un gran concierto que tendrá como protagonistas a la Orquesta Ciudad de Granada -la cual, como formación residente en el Auditorio, ha ofrecido muchos de los grandes recitales celebrados en él-, y al maestro barcelonés Antoni Ros Marbà, director también en aquella velada inaugural con la Orquesta Nacional de España.

El programa que podrán disfrutar quienes hoy y mañana 'suban' a la calle Antequeruela es una réplica, con muy leves variaciones, del menú musical de aquella noche histórica de 1978. Un recital que homenajea a Manuel de Falla, inspirador último, desde su estancia en esa Granada que descubrió gracias a María Lejárraga, de la puesta en marcha del centro que lleva su nombre, dominando el carmen donde habitó, y que parece seguir esperando su regreso.

Evocación de Granada

El concierto comenzará, pues, con 'Fuego fatuo', una pieza destinada a ser ópera cómica, inédita y orquestada en formato suite por el propio Antoni Ros Marbà, estrenada en el Festival de Música y Danza en 1976 en un concierto que dirigió el barcelonés, también con la Orquesta Nacional de España. Continuará el recital con 'Noches en los jardines de España' que interpretará el solista Iván Martín al piano. Una obra dividida en tres partes ('En el Generalife', 'Danza lejana' y 'En los jardines de la sierra de Córdoba'), que se ha convertido en un 'must' para el repertorio de los grandes pianistas tanto españoles como extranjeros.

En la segunda parte del programa, se interpretará la suite orquestal 'Homenajes', que incluye el recuerdo musical de Falla a cuatro personajes muy influyentes en su trayectoria personal y artística: Paul Dukas, Debussy, Arbós y Felipe Pedrell. Finalizará el recital con las suites números 1 y 2 de 'El sombrero de tres picos', obra para ballet inspirada en el relato homónimo de Pedro Antonio de Alarcón, ambientado en el reinado de Carlos IV.

Publicó el crítico Enrique Franco en el año 1977 que el Centro Manuel de Falla que el escenario del Auditorio, de casi 200 metros cuadrados de superficie, y su patio de butacas, con capacidad para 1.311 espectadores con la dos salas al completo, tenía las condiciones necesarias para que la ciudad «lo hiciera suyo». Franco se preguntaba entonces: «¿Qué no habrían intentado Don Manuel y Federico si hubieran tenido algo semejante?». Más de 40 años después de aquellas palabras, los sones de Falla y Lorca, y las grandes obras del repertorio clásico, han sonado no una, sino muchas veces, en este Centro, y con suerte y un poco de mimo, sonarán durante muchos años más.

Fotos

Vídeos