Ángel Stanich, 'Metralleta Joe 2 (el regreso)'

JUAN JESÚS GARCÍAGranada

Ángel Estanislao Sánchez Durán, es Ángel Stanich, 'cantautor lisérgico' como pone en sus redes, única forma de acercarse a él más allá de sus conciertos ya que hizo una entrevista una vez y decidió que sería la última; incluso autoironiza sobre la situación en una de sus últimas canciones en 'Antigua y Barbuda', su segundo largo.

De Stanich todo lo que se dice son maravillas, aunque se sabe poco de su vida previa: que si es de Santander, que si estudió periodismo en Valladolid, que si Javier Bielva es su tutor: «creo que su gran punto fuerte son las letras; para mí es muy atractivo ese halo un poco psicodélico, repetitivo, un poco de mantra que tienen sus canciones. Utiliza muy pocos acordes, recursos muy sencillos con los que consigue una especie de estado catártico», dijo desde el timón de su carrera. Y poco más, ya que es ajeno al mundanal ruido y al parecer ejerce de eremita mediático y digital.

Escribieron de él que es «como si Bob Dylan si hubiera caído en una marmita de LSD» y -palabras patentadas por el periodista Santiago Alcanda- lo único cierto es que tiene una voz peculiarísima, muy 'ronalda', nasal, aniñada y gangosa; unas letras sorprendentemente bien trenzadas, imaginativas hasta lo surreal, muy atractivas y tan guionizadas que cada una parece una película.

Y en esto llegó 'Antigua y Barbuda, un trabajo monumental con un muy fino nivel de detalle en la producción, más abierto de miras y con su peculiar punto de vista literario, que sigue yendo desde la realidad a la perspectiva caleidoscópica tan suya, donde igual aparecen el suicida profesional de 'Amanece que no es poco', el ectoplasma de Janis, Gila, Bukowski fileteado o los Pecos. Concebido como un álbum de vinilo con ayuda Vielba (producción artística), 'Antigua Y Barbuda' «descorcha por las esencias del genuino Stanich, liberado de ataduras-referencias y muestra decididamente su prodigiosa genialidad», asegura el periodista José María Rey.

Estará en la sala Aliatar hoy viernes 1 de diciembre (22 horas), esta vez con toda su banda, de la que no pierdan puntada a su guitarrista Víctor Pescador, llamado a ser uno de los solistas con más 'feeling' de la escena del país.

Fotos

Vídeos