Una muestra recuerda el centenario del inicio de la historieta en España

Elena Martín Vivaldi, Soledad Luca de Tena e Inmaculada Corcho./Alfredo Aguilar
Elena Martín Vivaldi, Soledad Luca de Tena e Inmaculada Corcho. / Alfredo Aguilar

El Museo ABC y la Fundación CajaGranada proponen un recorrido por la historia del tebeo a través de una exposición con 250 piezas originales

PABLO RODRÍGUEZGRANADA

TBO lo cambió todo hace cien años. El mítico cómic infantil nació en Barcelona en 1917 y acabó dándole nombre a lo que en Japón se conoce como 'manga', en Italia como 'fumetti', en Portugal como 'quadrinhos' y en Bélgica como 'bande dessinée'. Ahora una exposición recuerda la historia de la famosa cabecera y recorre a través de 250 piezas originales la evolución de las historietas a lo largo del siglo XX.

Producida por el Museo ABC con la colaboración de la Fundación CajaGranada, 'Historietas del TBO' reúne publicaciones y dibujos originales en la sala de Puerta Real. La muestra se organiza en dos recorridos diferentes: uno cronológico, en el que se profundiza en el nacimiento y la evolución de las principales cabeceras existentes entre 1917 y 1977, y otro donde se ahonda en la labor artesanal de autores del tebeo como Jesús Blasco, Víctor Mora, Manuel Gago, Escobar o Ibáñez, entre muchos otros.

La exposición arranca con los antecedentes del tebeo en España. Se exhiben dibujos que muestran los primeros ejemplos de historieta realizados por autores como Apeles Mestres, Méndez Álvarez o Atiza. Se trata de trabajos publicados en suplementos y revistas de finales del siglo XIX y principios del XX como 'Gente menuda' o 'Blanco y negro' que forman parte de la colección del Museo ABC.

La muestra continúa repasando el crecimiento exponencial de cabeceras a comienzos del siglo pasado hasta la aparición de TBO. La revista catalana, que acabó dando nombre al género, atrajo el interés del público que pronto demandó más tiradas. Surgieron así alternativas como 'Pulgarcito', 'Macaco' o 'La revista de Tim Tyler', de la que se exponen algunos dibujos y que fue de las primeras en introducir en el país las tiras de prensa norteamericanas.

La Guerra Civil tuvo su impacto también en el mundo del tebeo. De ello da cuenta la exposición, que exhibe ejemplares de publicaciones editadas en los territorios controlados por el gobierno de la República -'Pionero rojo' o 'Camaradas'- o por el bando franquista -'Flechas y pelayos' o 'Chicos', por ejemplo-.

La posguerra y las dificultades de la población hicieron aún más relevante el papel del tebeo en la sociedad. Al margen de su posición artística o su labor como herramienta de ocio, las publicaciones se convirtieron por su precio en una ventana barata a la lectura, al conocimiento del otro y a la profundización de unos temas que, por el control más estricto de otros ámbitos, sí tuvieron cabida en él.

Fue esta época la de la edad de oro del tebeo, dominado por el género de aventuras y poblado por personajes míticos como el capitán Trueno, Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón, la familia Ulises, Jaimito, Pocholo o El Coyote, entre otros. De ellos da cuenta la exposición, que muestra trabajos originales de la época de genios como Ibáñez, Escobar, Ambrós, Manuel Gago o Benejam.

La exposición se acerca a fenómenos de la época como el surgimiento de historietas enfocadas a las jóvenes. Con una temática generalmente romántica, se exhiben dibujos originales de personajes como 'Florita', 'Lalita' o 'Anita diminuta' que fueron realizadas por dibujantes como Carme Barbará, Pili Blasco o Jesús Blasco.

El recorrido culmina con la aparición del cómic adulto, encarnado en el surgimiento de publicaciones como 'El papus', 'El jueves' o 'Tótem' en la que participaron autores como Ja, Ivá, Hernández Cava o Kim. Es una época en la que el cómic extranjero y la novela gráfica comenzaron a hacer acto de aparición en un país que, en 1977, despertaba del letargo de la dictadura.

«Es muy difícil compilar y hacer una lectura simple de la trayectoria de la historieta en España», dijo la directora del Museo ABC, Inmaculada Corcho, que estuvo acompañada en la inauguración por la presidenta de la Fundación Colección ABC, Soledad Luca de Tena, y el presidente de la Fundación CajaGranada, José Antonio Montilla. «Aún así hemos preparado un recorrido en el que los más mayores disfrutarán viendo las aventuras que leyeron de pequeños y los más jóvenes verán que todo no es manga», señaló.

La exposición, que llega después de su exhibida en Madrid, estará abierta al público en la sala de CajaGranada en Puerta Real hasta el próximo 8 de julio de forma completamente gratuita.

Fotos

Vídeos