«El personaje de Melania es más interesante que el de Trump»

El escritor irlandés Colum McCann./
El escritor irlandés Colum McCann.

El escritor irlandés Colum McCann reflexiona sobre la paternidad, la inocencia y el perdón en su nuevo libro, ‘Trece formas de mirar’

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

El 27 de junio de 2014, el escritor Colum McCann (Dublín, 1965) recibió un puñetazo por la espalda cuando intentaba socorrer a una mujer que estaba siendo agredida. Quedó inconsciente y fue ingresado en el hospital. Se recuperó, pero aquel incidente le mostró lo extraña que puede ser la vida. Semanas antes, había terminado una novela corta en la que el protagonista muere tras recibir un puñetazo en la calle.

Esa novela corta se llama ‘Trece formas de mirar’ y da nombre al nuevo libro de McCann, en el que también se incluyen tres cuentos. “Tengo la impresión de que a veces escribimos nuestra vida por anticipado y otras no nos queda más que mirar atrás. A la postre, sin embargo, cada palabra que escribimos es autobiográfica, y más aún cuando rehuimos la autobiografía”, cuenta el autor irlandés. “Extrañamente, aquella agresión me hizo mejor persona porque desde entonces creo que estoy más capacitado para entrar en el corazón de la gente. Ahora me siento más cerca de los que no pueden contar sus historias o de los que no son oídos por nadie”, asegura.

“La buena literatura no debe decirnos qué pensar, sino que tiene que hacernos pensar por nosotros mismos”, explica el autor, que en ‘Trece formas...’ aborda algunos de sus temas literarios favoritos. El judaísmo, por ejemplo, es uno de ellos. “No sé de dónde me viene el interés, porque nací y crecí en la católica Irlanda, pero lo judío me resulta fascinante”, explica. Y también la relación entre padres e hijos, sobre la que indaga en todos sus cuentos. “Yo estaba muy unido a mis padres, especialmente a mi padre. Murió hace dos años y le echo de menos, aunque pude disfrutar de él cuando estaba vivo, y espero que eso les suceda a mis hijos conmigo”, cuenta.

La inocencia, el perdón, la culpa, salpican las páginas de McCann. “La inocencia hace sufrir y algunas veces debemos aprender a perdonar. Pero parte del perdón es confrontar la verdad. Puedo perdonar algunas acciones, pero no excusarlas. Hay una gran diferencia entre ambos conceptos. Tampoco podemos convertir la justicia en revancha”.

El escritor irlandés, que vive en Nueva York, cree que Donald Trump “es un monstruo que destruye toda la verdad que pueda haber a su alrededor”. Pero considera que podría convertirse en un gran personaje literario sobre todo si se ve a través de los ojos de su mujer, Melania. “¿Cómo puede fingir que le quiere? ¿Cómo de asustada tiene que estar para soportarle? ¿Cómo debía de ser su vida de antes? Creo que el personaje de Melania es más interesante”, asevera el escritor, que sin embargo, no reniega del concepto de postverdad porque ha representado, a su juicio, “el despertar de unas ideas que se habían negado desde hace tiempo”. “Los hechos son mercenarios y tenemos que huir de las versiones oficiales de la historia para crearnos nuestra propia verdad”, subraya.

De la pluma de McCann han surgido las novelas ‘Perros que cantan’, A este lado de la luz’, ‘Zoli’, ‘Que el vasto mundo siga girando’ y ‘Trasatlántico’, además de su obra más conocida, ‘El bailarín’, una biografía de ficción del mítico danzador ruso Rudolf Nuréyev. Su obra le ha reportado prestigiosos galardones literarios, como el National Book Award, el International IMPAC Dublin Price o el premio a la mejor novela extranjera en China. Es Caballero de las Artes y las Letras Francesas y sus libros han sido traducidos a 35 idiomas.

Fotos

Vídeos