Reunión del Consejo Rector

La Junta aportará 250.000 euros extras para salvar a la OCG

Concierto didáctico de la OCG./ALFREDO AGUILAR
Concierto didáctico de la OCG. / ALFREDO AGUILAR

La aportación autonómica se suma al 10% de incremento presupuestado para 2018

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El Consejo Rector de Granada para la Música –entidad que gestiona la Orquesta Ciudad de Granada– mantuvo ayer una reunión clave en el consistorio capitalino. Por la expectación levantada entre la masa social que rodea a la Orquesta –músicos y empleados, pendientes del pago de sus emolumentos para el futuro, y aficionados, pendientes de saber qué pasa con sus conciertos–, la de ayer era una reunión largamente esperada. A la mesa, se sentaron, por el Ayuntamiento de Granada, el alcalde, Francisco Cuenca, presidente de Granada para la Música; la concejala de Cultura, María de Leyva; el concejal del PPJuan García Montero, y los técnicos Rafael Guilarte, asesor de la Alcaldía, y Francisca Sánchez, interventora adjunta. Por la Junta, estuvo presente el director general del Libro –bajo cuya égida están las orquestas de Andalucía–, Antonio José Lucas, por delegación del consejero, y Guillermo Quero, delegado territorial de Cultura. Por la Diputación, la diputada delegada, Fátima Gómez, y la diputada del PP Rosa Fuentes, y por la Orquesta Ciudad de Granada, su gerente, Alicia Pire, y el presidente del Comité de Empresa, Jaume Esteve.

La reunión duró una hora justa. El resultado fundamental de la misma es la aceptación por parte de la Junta de la necesidad de incrementar su aportación –además de en el 10% previsto originalmente– para salvar la insostenible situación por la que pasa la formación orquestal granadina. Este compromiso necesita una plasmación administrativa que va a retrasar su materialización una semana, pero la decisión es firme, tal y como afirmaron ayer Antonio José Lucas y Guillermo Quero.

A la salida de la reunión, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, resumió a grandes rasgos lo incluido en el acta. Cuenca destacó que había existido un amplio y constructivo debate en torno a la necesidad de salvar a la Orquesta, que es, afirmó, la prioridad absoluta para todas las administraciones presentes en el Consejo. Añadió que la decisión de igualar las participaciones del Ayuntamiento y la Junta está tomada, y queda pendiente de determinar la forma en que se materializará. «A partir de ahora, vamos a trabajar en dos líneas:la primera, que la aportación extraordinaria se consolide, para que los músicos puedan tener tranquilidad. La segunda línea de trabajo va a ser la obtención de ingresos para la orquesta a través de programas extraordinarios que puedan ser pagados por patrocinadores, y la realización de eventos especiales que aumenten la financiación y eviten la situación de congoja permanente en la que se vive».

Ambición

Para el alcalde, hay aún mucho trabajo que hacer, ya que entre las demandas de los músicos está la contratación de refuerzos –músicos no pertenecientes a la plantilla, requeridos de cara a conciertos puntuales–, para mejorar la calidad en la interpretación de determinados programas, así como disponer de recursos para poder pagar los cachés que solicitan directores y solistas de renombre. Esto sería una segunda parte de la resolución del problema. Cuenca alabó la disposición de la Junta y su sensibilidad para que el Ayuntamiento no tire en solitario de la mayor parte del esfuerzo económico que supone mantener la Orquesta Ciudad de Granada, y que lo fundamental es «cubrir el capítulo 1 del presupuesto», el correspondiente a los gastos generales, lo que cuesta cada día ‘subir la persiana’ de la formación granadina.

Así pues, lo planteado ayer es una medida que busca, ante todo, generar estabilidad en la formación musical –y por presupuesto, cultural– más importante de la provincia, que maneja un montante anual de más de 4,2 millones de euros. Pueden parecer pocos, por ello, los 250.000 euros que va a incrementar su participación la Junta en este 2018. Pero la cifra adquiere su auténtica dimensión cuando se tiene en cuenta el hecho de que los ingresos por taquilla, incluyendo las actividades didácticas, están en torno a los 500.000 euros. Y también que la aportación pública total ronda los tres millones, por lo que la cifra comentada ayer supondría subir el montante total de dinero público destinado a la orquesta casi en un diez por ciento. «Partimos de un remanente negativo importante, porque las cosas no se han hecho bien en estos últimos años. Garantizado el gasto general, es el momento de pensar en cómo afrontar otros compromisos, como giras, y otras acciones que refuercen el prestigio de la Orquesta», aseguró el alcalde, quien adelantó que en las próximas semanas ha programado reuniones con posibles patrocinadores, una línea que también está liderando el consejero de Cultura de la Junta, Miguel Ángel Vázquez.

Reconocimiento

Por su parte, el concejal del Partido Popular, Juan García Montero, afirmaba que «la cifra que va a poner encima de la mesa la Junta equivale a reconocer lo que le cuesta a la ciudad mantener a la Orquesta en sus instalaciones, el Centro Cultural Manuel de Falla, con todo lo que ello comporta: suministros, puesta a disposición de la sala para ensayos y conciertos, etcétera». Añadió que «es una petición que hemos manifestado en todo momento, desde que comenzó este proceso, y pensamos que es de justicia que se reconozca que el Ayuntamiento hace esta aportación, y que hay que cuantificarla para conseguir una igualdad real de las aportaciones del Ayuntamiento y la Junta». Para García Montero, «si se acepta en los términos manifestados en la reunión, y se consolida la aportación de cara a próximos años, supone una mejora sustancial de las condiciones, aunque no sea aún la situación idónea».

El presidente del Comité de Empresa, Jaume Esteve, afirmó durante la misma que le parece un buen paso de cara a la solución del problema, y entiende que el futuro pasa por avanzar firmemente en la resolución de los temas pendientes. «Los músicos reconocen la importancia de dar la cara», afirmó el alcalde. En este sentido, se comprometió a que en 2018, el personal cobre dos de las cuatro pagas extra que se les adeudan de ejercicios pasados, y que las restantes se irán pagando durante los ejercicios 2019 y 2020.

Alicia Pire, gerente de la Orquesta Ciudad de Granada, afirmó estar «personalmente, muy agradecida al alcalde. Lejos de quitarse de en medio, ha tomado las riendas». Pire recordó que han sido múltiples los factores –presupuestos prorrogados, dificultad en aumentos de crédito, la propia crisis–, que han desembocado en esta situación, «pero está oyendo a los técnicos, y buscando una solución a largo plazo. Nos ha transmitido que somos un bien público, y como tales nos está tratando».

Fotos

Vídeos