Ydáñez 'quita el sueño' a los jienenses

Un nutrido grupo de visitantes asistió a la inauguración. / Miguel Ángel Contreras

El pintor de Puente Génave muestra «el árbol genealógico» de su trabajo, lo mejor de diez años en una sala | La exposición, la tercera que realiza en casa en toda su vida, nació tras estar «cinco días sin dormir» en China

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Una exposición del pintor jienense Santiago Ydáñez Puente Génave, 1967) inauguró ayer el curso en la antigua Escuela de Magisterio de Jaén, reabriendo una sala con sus grandes obras de los últimos años. Las pinceladas «carnales y muy sueltas» del artista, de los más reconocidos del panorama español, atrajeron a decenas de personas en un acto que contó con la presencia del rector de la UJA Juan Gómez, la vicerrectora de proyección de la Cultura, Deportes y Responsabilidad Social de la Universidad de Jaén, María Dolores Rincón, y el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivielso. La muestra podrá verse hasta el 24 de noviembre, de lunes a viernes, de 10:00 a 13:30 horas y de 17:00 a 20:30 horas.

«Es mi tercera exposición en Jaén, en 1998, en el palacio Villardompardo, de la Diputación Provincial, la segunda en la Catedral, fue muy divertido, y ahora en la Universidad. Voy tocando todo. La siguiente será en el cuartel de la Guardia Civil», bromeó el artista. «Aquí juego en casa y estoy muy cómodo. Todo es más fácil. Han venido amigos, profesores míos de la Facultad como Pedro Galera, muy contento». «Son piezas que he tenido guardadas, una selección de lo mejor que tenía»

Humanidad animal y al revés

El nombre de la exposición, 'Sin sueño', se le ocurrió al autor estando en Pekín, con el cambio de hora, pintando allí, después de un año tremendo, esta exposición era un caos. Estuve cinco días sin dormir. Son imágenes aparentemente inconexas, pero son líneas directas de lo que ha sido mi trabajo en los últimos diez años, el Barroco, el Romanticismo, la naturaleza, lo religioso o la relación de Centroeuropa con el Mediterráneo (lleva 14 años viviendo en Berlín».

«La exposición es un árbol genealógico de mi trabajo, las líneas troncales sobre las que llevo trabajando estos últimos tiempos», sentencia. Desde Puente Génave a Roma, pasando por Berlín o Granada.

En ella destacan su representación de animales, retratos de personajes desconocidos que nos sugieren cercanía e inquietud al mismo tiempo, reinterpretaciones de obras sacras del Barroco, e intervenciones de pequeño formato sobre cajas contenedores de utensilios del día a día como cubiertos, a los que contrapone la originalidad de su pintura.

Fotos

Vídeos