«Leer libros en esta época de cambios vertiginosos es más necesario que nunca»

Daniel Múgica recoge el premio de novela de las manos del presidente de CajaGranada, Antonio Jara./CAJAGRANADA
Daniel Múgica recoge el premio de novela de las manos del presidente de CajaGranada, Antonio Jara. / CAJAGRANADA

Reivindicación de la literatura en la fiesta de las letras de los XXXIII Premios Literarios Jaén de CajaGranada

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

'Dice Descartes que la inteligencia está mejor repartida de lo que se cree. Y últimamente no luce mucho'. A esta cita, tuiteada por el escritor Lorenzo Silva, aludió el maestro de ceremonias y homenajeado Agustín Martínez ayer en los ya tradicionales Premios Literarios Jaén de CajaGranada Fundación, que han alcanzado este año su trigésimo tercera edición, convertidos en una cita indispensable para el mundo de las letras y la cultura de un panorama literario que va más allá de nuestras fronteras. «Que cada uno se lo aplique a quien crea», apostilló Martínez. Como vacuna en cualquier caso contra ello se opusieron durante toda la noche los libros, convirtiéndose la velada en una reivindicación y una fiesta de la literatura «en los tiempos de Internet, que tiene mucho de bueno, pero no todo». De hecho, Lorenzo Silva comenzó su disertación señalando que, igual que no tiene motivos universalmente válidos para aconsejar a nadie que escriba, sí dispone de un amplio repertorio de razones por las que le parece no solo conveniente, «sino necesario leer libros en una época de cambios vertiginosos, más que nunca».

Un año más, desde 1985, «entonces un piso de cien metros cuadrados valía menos de 30.000 euros, Chiquetete era número uno en las listas de ventas y el FC Barcelona ganaba la liga, algo no tan raro, pero llevaba once años sin hacerlo», Jaén celebró su fiesta de las letras, con el acto de entrega de los premios a los ganadores que fueron Daniel Múgica, Premio de Novela, por 'La dulzura'; José Manuel Díez, Premio de Poesía, por 'El país de los imbéciles'; y Ana Campoy, Premio de Narrativa Juvenil, por 'La Cronopandilla: El túnel del tiempo'.

En esta velada que cada año organiza CajaGranada Fundación, con Eduardo Mendoza, Antonio Muñoz Molina o Javier Sierra habiendo formado parte de ella en este tiempo y con la literatura como única protagonista, se celebró en el Parador de Santa Catalina, en presencia del presidente de la Fundación, y numerosas personalidades de la cultura y la sociedad andaluzas, como el alcalde de Jaén, Javier Márquez Sánchez; el rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega y la vicepresidenta primera Diputación de Jaén, Pilar Parra Ruiz.

Premio Jaén de Novela 2017

En la modalidad de novela, premio dotado con 16.000 euros y al que han concurrido 101 manuscritos, el jurado acordó por unanimidad proclamar ganadora la obra titulada 'La dulzura', del autor Daniel Múgica, (San Sebastián, 4 de abril de 1967) novelista, dramaturgo, guionista y director de cine español con una amplia trayectoria a sus espaldas. Entre otros premios y galardones, Daniel Múgica se alzó con Premio Ateneo de Sevilla por su novela 'Uno se vuelve loco'. El Jurado del premio Jaén de Novela ha premiado a 'La dulzura' «por el modo de narrar una historia reveladora de cómo el amor puede salvarnos de la brutalidad del mundo actual, narrada con un estilo incisivo y cortante salpicado de destellos líricos».

Premio de Poesía 2017

La obra titulada 'El país de los imbéciles', de José Manuel Díez, músico y escritor español, nacido en Zafra (Badajoz), el 7 de junio de 1978. Esta modalidad está dotada con 10.000 euros y al mismo han concurrido 220 originales.

Sobre la obra ganadora, el Jurado ha subrayado la riqueza de mundos, personajes y situaciones evocadas y resueltos con brillantez. Destaca el dominio del verso con un ritmo muy medido. El autor, que aseguró que le ha costado «diez años hacer este libro», crea una poesía atrayente que conmueve al lector.

En la categoría de Narrativa Juvenil, dotado con 10.000 euros y en la que se presentaron 59 obras, la ganadora fue la obra 'La Cronopandilla: el túnel del tiempo', de Ana Campoy. El jurado valoró que la novela presenta «un concepto potente que engancha al lector joven, un grupo de amigos muy distintos entre sí, pero creíbles; y una puerta abierta a la aventura. Además, un guiño entre generaciones». Ana Campoy (Madrid, 1979) comenzó su carrera en la televisión, el cine y la radio, donde trabajó como periodista, guionista y locutora. Es la autora de libros como Las aventuras de Alfred & Agatha o El dragón del Parque Güell, y tiene además «raíces jienenses, por lo que me siento muy a gusto y orgullosa aquí», recalcó al recoger su galardón.

Durante su intervención, el presidente de CajaGranada Fundación, Antonio Jara, apuntó que un año más «tengo el placer y la satisfacción de compartir con la ciudad de Jaén, con su provincia, con sus instituciones representativas, con su vigoroso mundo cultural, con sus empresas, clientes y amigos, y con todos ustedes una cita sólidamente instalada en el calendario».

6,5 millones en Jaén

La Fundación CajaGranada, heredera de la Caja de Ahorros de Granada, una «entidad financiera social y económicamente comprometida con el territorio y con la sociedad a él vinculada, aspira a mantenerse y desplegar su actividad en el ámbito de la responsabilidad social exigible al mundo empresarial y al mundo financiero».

Antonio Jara detalló algunos de los proyectos impulsados por CajaGranada Fundación, con un presupuesto de 6,5 millones de euros, parte de los cuales se centran en la provincia de Jaén, como el convenio de colaboración con la Universidad de Jaén en el Proyecto Hypatia, destinado al alumnado con altas capacidades, o el Convenio con el Patronato de Cultura, del Ayuntamiento de Jaén, para el patrocinio del Festival de Otoño. También el programa social Vacacionantes, una actuación que permite disfrutar de actividades vacacionales, lúdicas y culturales, en verano y Navidad, a mujeres víctimas de violencia de género y a sus hijos e hijas».

Jara señaló además que «como Fundación heredera de una Caja de Ahorros, seguiremos reclamando compromiso territorial y responsabilidad social... Las Fundaciones resultantes de la transformación de las antiguas Cajas de Ahorros tenemos, entre otras, la responsabilidad de reclamar el compromiso social del mundo financiero, un mundo escasamente ejercitado en el manejo de los intereses colectivos y poco proclive, por su propia naturaleza, al desempeño solidario».

Fotos

Vídeos