Un mar de lectores en La Carrera

Algunas lectoras que acudieron a la concentración celebrada en La Carrera. /Laura Velasco
Algunas lectoras que acudieron a la concentración celebrada en La Carrera. / Laura Velasco

Todos los géneros literarios se reunieron ayer en reivindicación de esta actividad | Un centenar de jienenses leyeron en silencio sus libros favoritos para poner en valor la importancia de dejar volar la imaginación

Laura Velasco
LAURA VELASCOJAÉN

Paulo Coelho, Marwan, Antonio Soler o Gerónimo Stilton. Todos los autores y géneros literarios se reunieron ayer en la calle Bernabé Soriano, en la primera concentración de lectores en la calle 'Leyendo en La Carrera', que organizaron la Editorial Líberman y la Universidad de Jaén, aprovechando la celebración de la Feria del Libro de la capital.

El objetivo de esta iniciativa pasaba por promover la lectura y el amor por los libros en un encuentro intergeneracional que reunió en la calle Bernabé Soriano a todos aquellos lectores que quisieran sumarse. Se convocó a los participantes -se congregó cerca de un centenar de personas- a traer su libro favorito para leerlo de forma silenciosa en la calle. Como premio, se sorteó un lote de diez ejemplares donados por las entidades expositoras de la Feria del Libro de Jaén entre los asistentes que compartiesen la convocatoria en las redes sociales.

El acto fue presentado por Pedro Molino, docente, editor y creador de esta iniciativa que promovieron UJA editorial y Líberman editorial, dos entidades que apuestan por la edición de libros y su difusión a través de la lectura, visibilizándola con esta propuesta a pie de calle.

Música en directo

La música en directo acompañó discretamente la escenificación simbólica, que concluyó con el recitado del 'Elogio de la Lectura' del célebre filósofo y autor español José Antonio Marina, en el que se promueve la lectura como una necesidad social. La lectura la realizó el escritor y abogado Alfonso Fernández Malo.

La vicerrectora de Proyección de la Cultura de la UJA, María Dolores Rincón, estuvo presente en el acto, señalando que «no va a haber una postal más bonita de la Torre de las campanas» que la que ayer por la tarde compusieron los lectores. «Me emociona ver que la ciudadanía se sienta a leer en mitad de la calle. Esto es una reivindicación del espacio de la lectura, del espacio del libro. Ojalá este tipo de iniciativas sigan prosperando y el año que viene seamos cientos o miles y estemos abrazando a la Catedral leyendo», indicó la vicerrectora.

Por su parte, Pedro Molino incidió en que «precisamente ahora» hay que defender la lectura «para lograr un nuevo modelo educativo, social y productivo que retenga a los jóvenes y haga crecer el empleo». «Es una forma de reivindicar que los países que leer desarrollan mejor sus niveles educativos. La lectura desarrolla la imaginación, la imaginación es imprescindible para la creatividad, y la creatividad puede manifestarse de muchas maneras, en artes en ciencias, en tecnologías y en desarrollo social. Las librerías y las bibliotecas están llenas de vida y se oye el eco de las palabras en las páginas de cada libro», señaló.

El editor de libros recalcó que leer «no admite imperativos, cosa que comparte con el verbo amar o soñar». «No es buena táctica obligar a nadie a leer, sino apasionarse y convencerles de que la lectura les desarrolla muchas posibilidades en el universo de su interior y en el universo social», indicó.

Fotos

Vídeos