Figueroa incorpora 'Me voy, tengo prisa' a su línea de mobiliario urbano creativo

En la imagen, la nueva obra de Ramón Figueroa./
En la imagen, la nueva obra de Ramón Figueroa.

El artista inauguró recientemente en Mancha Real esta obra, que se suma a otras anteriores, y que continuará con otras dos

A. ORDÓÑEZJAÉN

Ramón Figueroa cree firmemente en que el arte puede formar parte de las ciudades, y muy concretamente como 'mobiliario urbano'. Este argumento está más que demostrado en Mancha Real, localidad en la que inauguró recientemente su proyecto 'Me voy, tengo prisa', y donde se pueden ver desde hace años más manifestaciones de la creatividad del artista.

Este nuevo proyecto creativo, 'Me voy, tengo prisa' es una farola que simula a su vez a una persona con un maletín que mira el reloj. Hasta el momento el artista ha realizado para Mancha Real cuatro obras que se incluirían dentro de esta serie de 'Mobiliario Urbano de Ramón Figueroa', y que a su vez se dividen en dos corrientes diferenciadas, una de obras 'participativas' y otras que se ubicarían en una línea que denomina de 'reciclaje'.

Así, dentro de este tipo de esculturas participativas, destaca una farola integrada con un banco, que permite al ciudadano sentarse para descansar y a su vez ofrece luz al espacio; además de la denominada 'El viajero', situada junto a la estación de autobuses, y que posibilita interactuar con la pieza y formar parte de la misma (es una silueta de un viajero en una chapa, saludando, en la que el ciudadano se puede colocar, de manera que cobra total sentido la obra). Por otro lado, dentro de esa línea de 'reciclaje', Figueroa ha creado para Mancha Real dos obras, por un lado las más reciente, 'Me voy, tengo prisa'; pero también una gran palmera de ocho metros de altura, realizada con tejas, con cantimploras que simulan dátiles, etc. Y no serán las únicas que se podrán ver en Mancha Real, ya que después de 'Me voy tengo prisa' hay proyectadas otras dos obras incluidas también en esta línea de 'mobiliario urbano creativo' y que verán la luz dentro de muy poco tiempo.

La localidad de Mancha Real y sus vecinos están muy satisfechos de la labor que está desarrollando este artista, y por eso además de estos proyectos, Ramón Figueroa ha recibido este año el encargo de dirigir la Falla de Mancha Real que arderá en el San José 2018. El artista señala que ya lleva varios meses trabajando en un proyecto que supone un reto para él. «Es un proyecto muy bonito, que en principio hasta me asustó, pero que como en definitiva se trata de una escultura, no me coge de sorpresa...». El artista señala que supone todo un reto, porque supone trabajar con otro tipo de materiales, pero a su vez reconoce que está encantado y muy agradecido por haber recibido la confianza de su localidad para acometer este proyecto.

Fotos

Vídeos