Cristina Fallarás: «Todo lo que somos es memoria, y sobre eso nos construimos»

Cristina Fallarás, junto a la delegada de Cultura, Pilar Salazar y Natalia Checa (presentadora). /F. R. F.
Cristina Fallarás, junto a la delegada de Cultura, Pilar Salazar y Natalia Checa (presentadora). / F. R. F.

La escritora y periodista presentó ayer 'Honrarás a tu padre y a tu madre', novela en la que recupera la historia 'hurtada' sobre su abuelo paterno

ANTONIO ORDÓÑEZJAÉN

La séptima jornada de la Feria del Libro de la Capital, que organiza desde la semana pasada la Consejería de Cultura, Centro Andaluz de las Letras, Diputación Provincial de Jaén, Universidad de Jaén y Asociación Provincial de Librerías y Papelerías, contó ayer, como uno de los platos fuertes del día, con la presencia de la escritora y periodista Cristina Fallarás, autora de 'Honrarás a tu padre y a tu madre'.

Enérgica y entregada se mostró la autora de este libro, que parte de una historia personal de la propia Fallarás y que se convierte, a través de su testimonio, de una defensa a ultranza de la memoria histórica. En este libro recupera la historia de su abuelo paterno, Félix Fallarás, fusilado un 5 de diciembre de 1936, ocupando por error el puesto de su padre (dirigente de la UGT). Por esas mismas fechas, era encargado de los pelotones de fusilamiento Pablo Sánchez, que llegaría a ser coronel franquista. El destino dibujaría que los hijos de ambos, Fallarás y Sánchez, se casaran, y fueran los padres de la autora de esta historia que ahora se novela. Fallarás si tuvo mucho contacto con su abuelo materno, pero en cambio nunca supo nada de lo que le sucedió al paterno, hasta prácticamente el momento en el que comenzó a indagar.

Para la periodista y escritora «todo lo que somos es memoria... y sobre eso nos construimos, por oposición o por adhesión». Es por eso que para Cristina Fallarás, el hecho de que te «hurten» una parte de tu memoria, de tu historia, impide que nos construyamos sobre parte de nosotros. Para la autora, casos como el de su abuelo paterno, que se silenció en el seno de su familia, lo que provoca es que su abuelo haya muerto dos veces, una vez fusilado, y otra después, al ser «hurtada su memoria». Por eso Cristina Fallarás decidió contar su historia, porque considera que la forma de reparar esa injusticia es «creando poco a poco entre todos un relato que construya una memoria colectiva».

Fotos

Vídeos