Adiós al ceramista predilecto

Pedro Palenciano Ruiz rodeado de sus obras en su estudio en una foto del año pasado./J.C. GONZÁLEZ
Pedro Palenciano Ruiz rodeado de sus obras en su estudio en una foto del año pasado. / J.C. GONZÁLEZ

Muere a los 87 años Pedro Palenciano, que llevó sus pinturas en cerámica de la ciudad a medio mundo

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZANDÚJAR

Ayer falleció a los 87 años de edad Pedro Palenciano Ruiz, Hijo Predilecto de la ciudad de Andújar y pintor ceramista reconocido y afamado.

La muerte causó un gran impacto y hoy viernes a las 12 del mediodía, sus restos mortales recibirán cristiana sepultura en la iglesia de Santa María la Mayor. El Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial y las banderas ondearán a media asta. Palenciano siempre ha estado muy activo, y en los últimos meses, tan solo una grave enfermedad lo ha mantenido alejado de su trabajo y de los actos sociales. Se le vio por última vez en el pregón de Romería Pedro Palenciano nació el 7 de mayo de 1931 y heredó de su madre el gusto por el modelado en barro y de su padre las dotes pictóricas. Fue alumno además del mítico ceramista Manuel Jiménez.

Su formación artística corrió paralela a sus estudios como perito mercantil, que inicia en 1949. Dos años después obtuvo por oposición, plaza en el Banco Hispano Americano, en la oficina principal de Granada. Después, pasaría a la de Andújar donde permanecería hasta su jubilación. En 1953 ingresó en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos y Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla. En 1962 pasó a la Alliance Française de París para mejorar el idioma y de paso completar su formación artística con las corrientes y tendencias del momento. Hace un año confesó en una entrevista concedida a IDEAL que su incursión en el mundo de la cerámica se debió a un favor que le hizo a su padre, un gran amante de esta faceta tan arraigada en la ciudad. Fue un autodidacta y creó su propia técnica.

A partir de 1960 se inició en la pintura de los azulejos que le han dado celebridad

Su gran pasión

A partir de 1965 comenzó a trabajar para las barcelonesas Galerías de Arte Tecinsa, del marqués de Monreal. A finales de esta década se inició en la realización de los murales cerámicos que tanta fama le han dado. Ha montado exposiciones en Córdoba, Jaén, Málaga, Madrid y Sevilla. Exportó sus pinturas de azulejos sobre la Virgen de la Cabeza a Madagascar, Nueva York y muchos sitios de España.

El pleno de la Corporación Municipal lo designó Hijo Predilecto de Andújar el día 21 de diciembre de 2015, galardón que le fue entregado en junio del año 2016. Fue la Cofradía Matriz quien lo propuso tras una exposición que organizó en la residencia San Juan de Dios en noviembre del año 2014. Aparte de llevar su arte a muchos rincones, se ganó el cariño de sus paisanos por su cordialidad e ironía.

Fotos

Vídeos