Un informe interno de los músicos de la OCG pide más medios para apuntalar su futuro

La OCG, durante la clausura del pasado Festival Internacional de Música y Danza./ALFREDO AGUILAR
La OCG, durante la clausura del pasado Festival Internacional de Música y Danza. / ALFREDO AGUILAR

El documento muestra que el repertorio se ve lastrado por la dificultad para alquilar partituras contemporáneas y contratar refuerzos

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

Asegurada, al menos a corto y medio plazo, la viabilidad contable de la Orquesta Ciudad de Granada, y tal y como afirmaron los responsables de su comité de empresa en su reciente comparecencia para recibir el apoyo de los profesionales del resto de orquestas públicas españolas, toca dar un paso más en pos de la calidad. A esta idea responde el informe elaborado por la Representación Artística de la formación granadina y firmado por Andreas Theinert, que describe la situación en este campo, y propone medidas para apuntalar su futuro.

En dicho informe, y en primer lugar, se repasan las magnitudes cuantitativas. La OCG cuenta en la actualidad con 49 músicos, faltando por cubrir las plazas de solista de viola, concertino asociado –por excedencia de Yorrik Troman– y la plaza de concertino principal, con una dedicación de sólo el 20%. Una orquesta, según sus componentes, capacitada, sola o con pocos refuerzos, para responder con solvencia a cualquier programa de las cuatro grandes épocas de la música clásica y las fórmulas que mezclan clásica y moderna.

El informe compara la temporada de hace diez años con la actual, para concluir que el repertorio que se está dando es prácticamente el mismo, «quizás algo modernizado», y que con los miembros de la Joven Academia –estudiantes del Conservatorio– se pueden abordar grandes obras sinfónicas.

Del mismo modo, reconocen que la programación actual está marcada por la precariedad presupuestaria y el bagaje personal del director artístico, Andrea Marcon, por lo que clasicismo y música antigua predominan en la oferta. Ante tal tesitura, recuerdan que lo lógico es contratar refuerzos (piano, arpa, dos trombones, etcétera), para no estar limitados a las obras que la plantilla permite, así como alquilar partituras que tengan derechos de autor (del siglo XXen adelante), para poder ampliar los programas. El dinero necesario para relanzar la orquesta es, según han manifestado los músicos, de 300.000 euros extra por año.

Fotos

Vídeos