La Huerta de San Vicente reabrirá en torno al 20 de enero

El piano de Federico, en la Huerta de San Vicente./ANTONIO L. JUÁREZ
El piano de Federico, en la Huerta de San Vicente. / ANTONIO L. JUÁREZ

Aunque la colección permanente seguirá tal cual, se ha previsto un amplio programa de muestras temporales y otras mejoras en la visita

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGranada

La Huerta de San Vicente reabrirá sus puertas en torno al 20 de enero para acoger a los miles de visitantes que cada año se acercan a la vida y obra de Federico García Lorca a través de las estancias que habitó en la casa de verano de sus padres en la capital. Las obras se iniciaron el pasado mes de septiembre, y tenían una duración prevista de algo más de un mes. Sin embargo, como suele ocurrir cuando de reformas se trata, estas se han prolongado mucho más allá de ese tiempo, y aunque era voluntad del equipo de gobierno municipal abrirla antes de final de año, dicha circunstancia no podrá cumplirse.

De hecho, el director general de Cultura, José Vallejo, comentó que «el plazo más razonable para fijar la apertura es en torno al 20 de enero, en la segunda quincena del mes». Para entonces, una vez terminada la obra acometida, se volverán a colocar los muebles y la casa volverá a tener el aspecto de antaño. Eso sí, mejorado y adaptado a los nuevos avances constructivos. Ayer, la concejala de Cultura, María de Leyva, afirmó que «toda la reforma está siendo supervisada por el conservador artístico de la Huerta, Juan José García, y el proyecto, redactado por la Oficina de Urbanismo del Ayuntamiento, ha pasado por los diferentes controles profesionales, que han ido incorporando elementos que contribuyen a implantar las técnicas museográficas modernas».

En la primera fase de las obras -la segunda, la de climatización moderna del edificio, podría acometerse antes del próximo verano-, se han mejorado los cerramientos y la carpintería. «Evidentemente, los cristales que se han instalado no son los originales. Ahora, la Huerta contará con doble acristalamiento y un mejor aislamiento de los agentes externos. Otro tanto ha ocurrido con los materiales de las ventanas, que, respetando la estética original, no son los mismos que en origen».

Programación ambiciosa

Con todo, siendo estas mejoras importantes, el mayor cambio que se pondrá en marcha en la Huerta es el de la programación. Aunque por cuestiones museográficas y por respeto a la propia historia del edificio, la colección permanente no se va a tocar -aparte de las lógicas obras de conservación de los elementos-, desde el momento de la reapertura se va a desarrollar un amplio programa de exposiciones temporales. La primera de ellas versará en torno a las ediciones artísticas y las ilustraciones en torno a la obra lorquiana. No será la única, ya que el programa tendrá en cuenta la efeméride del 120 aniversario del nacimiento del poeta, que se cumplirá el 5 de junio. Del mismo modo, se preparan ediciones de alto nivel -libros 'de mesa de té'- y catálogos que enriquecerán la tienda de la Huerta.

Fotos

Vídeos