El 'granadino' que conoce los secretos de Estado

El salón de Presidencia del Consejo de Ministros, con el cuadro. / D. CRESPO

Un grabado original del artista José Guerrero ha presidido los consejos extraordinarios de ministros por la crisis separatista en Cataluña

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGranada

Al fondo, entre las cabezas de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en todas las imágenes tomadas en los diferentes consejos extraordinarios de ministros de las últimas semanas. Ahí, toma tras toma y foto tras foto, aparece el rectángulo azul, rojo y negro que ideara hace décadas el granadino José Guerrero, un grabado original que se ha erigido en espectador de excepción en las horas más negras del país desde el 23F hasta convertirse en testigo único de los más altos secretos de Estado.

La pieza es un grabado original realizado por el célebre pintor granadino en torno al año 1980 en el taller H&H. Se trata de una obra realizada en un contexto personal clave de Guerrero, que involucra su pintura en el arranque de la democracia en España tras la muerte del dictador Francisco Franco.

Así, como explica María Dolores Jiménez-Blanco en 'José Guerrero. Grabado en la memoria', que forma parte del imprescindible 'Obra gráfica. Catálogo razonado, 1950-1991', Guerrero llegó a asimilarse, en muchos sentidos, «con la idea de un país nuevo, abierto a la modernidad y decidido a explorar otros mundos a medida que se alejaba de la dictadura».

La obra retrata la asimilación de Guerrero, a través del arte, del espíritu de la naciente democracia

En este contexto, el pintor realizó una serie de estampas de gran calidad que fueron llegando a instituciones granadinas y nacionales, que recibieron las imágenes como reafirmación del cambio de los tiempos.

Para Jiménez-Blanco, «tanto empresas como instituciones oficiales decidieron hacerlo suyo: en un gesto que quería poner de manifiesto el cambio, la internacionalidad, el fin de la anomalía de un país demasiado oscuro durante demasiado tiempo, adquirieron y expusieron en lugares públicos o de representación algunos de sus grabados, aportándoles una verdadera explosión de color».

El grabado cedido a la Moncloa tiene un gemelo en el Museo de Arte Reina Sofía. Se trata de 'Sur', un lienzo con el que comparte forma y coloración -el citado trío azul, rojo y negro- y que ingresó en la institución a comienzos de siglo. Ambas son coetáneas de otra de las grandes joyas de la producción de José Guerrero, la fastuosa 'Grieta II', en la que el autor reflexiona sobre el asesinato de Federico García Lorca en el barranco de Víznar el 17 de agosto de 1936.

En el caso de la pieza de la Moncloa, el grabado ha sido situado durante el mandato de Mariano Rajoy en la sala de Presidencia del Consejo de Ministros. Y no es la única obra de arte que cuelga en las paredes del salón.

La pieza está acompañada por 'Encuadrament amb plat de raïm', un gigantesco lienzo realizado por Miquel Barceló (Mallorca, 1957) en 1992. El pintor, gran símbolo del socialismo de José Luis Rodríguez Zapatero -regaló a las Naciones Unidas la obra del artista para la cúpula de la Sala de los Derechos Humanos, valorada en 22 millones de euros-, ideó dos enormes rasgaduras o grietas que llaman la atención en las fotografías del consejo de ministros.

El 'museo' de La Moncloa

La Moncloa es algo más que la sede del gobierno. El palacio es, en sí mismo, un museo que concentra alguna de las obras de arte más importantes del Estado.

Así, en las diferentes estancias del palacio cuelgan trabajos como 'Raíz del viento', de Martín Chirino; 'Jeu de Paume', de Antoni Tàpies; o 'Dentro', de Esteban Vicente. También hay obras de autores como Pablo Palazuelo, Carmen Laffón, Lucio Muñoz, Manolo Valdés, Francisco Bores, Lucio Muñoz, Cristino de Vera o César Montaña, entre muchos otros.

La obra de Martín Chirino, artista imprescindible del grupo El Paso, fue centro de comentarios tras ser escogida como fondo del encuentro entre Mariano Rajoy y Albert Rivera en el que el líder de Ciudadanos confirmó al entonces político popular el rechazo a apoyar en una primera votación su candidatura a presidente del Gobierno. También 'Dentro' de Esteban, que preside en los últimos años los encuentros y recepciones de Mariano Rajoy en la conocida sala Tàpies del palacio.

Tanto la pieza de Guerrero, como la mayor parte de las cedidas en estos momentos, llegaron a la Moncloa en 2012, ya bajo la presidencia del líder popular.

Temas

Cultura

Fotos

Vídeos