«Granada ha saldado su deuda con Federico»

El músico, artista y escritor Carlos Manso, en Granada./RAMÓN L. PÉREZ
El músico, artista y escritor Carlos Manso, en Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

El músico, artista y escritor argentino Carlos Manso se ha sumado esta semana a los fastos en recuerdo de sus «amigos» Federico García Lorca y Juan de Loxa

PABLO RODRÍGUEZGRANADA

A Carlos Manso, músico, artista y escritor argentino, no se le olvida el gesto de aquellos tres parroquianos granadinos que en un bar de aquella oscura ciudad que era la capital nazarí en 1963 le aseguraron que no sabían quien era Federico García Lorca. «Me miraban extrañados y negaban con la cabeza», recuerda. Aquella Granada en la que sólo se hablaba del autor de 'Yerma' en la intimidad segura del hogar quedó afortunadamente atrás. Lo confirma con una amplia sonrisa el intelectual gaucho: «La ciudad ha saldado su deuda con Federico».

Superada la frontera de los 90 con una lucidez asombrosa, Manso ha participado esta semana en las celebraciones en recuerdo de dos de sus «amigos», Federico García Lorca y Juan de Loxa. Al primero, al que no llegó a conocer cuando visitó Buenos Aires porque apenas era un 'chavea' de cuatro años, lleva unido desde que se enamoró de sus poemas a través de la música del que luego fue su mentor, el famoso compositor Juan José Castro.

«Para mí era todo tan natural, Federico y su historia, que no entendía que en su tierra no lo conocieran. En Buenas Aires, cuando él estuvo, había cautivado al público. Todos los días se hablaba de él. Con las palabras se agrandaba y cautivaba a la gente hasta el punto de que dio cuatro conferencias para Amigos del Arte y se transmitieron por radio las cuatro», apunta.

Con Loxa, al que la Diputación ha dedicado una exposición en Fuente Vaqueros que se inauguró ayer, conectó en los 90 a través de 'Coco' Falla. «Me dijo que teníamos que conocernos e hizo todo lo posible para que así fuera», recuerda. Su vinculación se hizo muy estrecha con el paso del tiempo. El granadino, buen conocedor de la trayectoria de Manso, hizo mucho por acercarlo a Granada ante la menor ocasión y Manso compensó tanta gratitud cediendo piezas de su colección personal al archivo lorquiano de Fuente Vaqueros.

Sus pinturas, de estilo 'naif', son uno de esos regalos que el argentino ha hecho a la provincia. Muchos granadinos las han podido contemplar a buen seguro. Como recordaba hace unos días la diputada de Cultura, Fátima Gómez, han estado de gira por gran parte de los municipios en los últimos años.

También ha legado diferentes documentos sobre figuras vinculadas a Lorca como Manuel de Falla, Lola Membrives o Margarita Xirgú. Al compositor gaditano, en cuyo archivo se sumergió de manera muy temprana a comienzos de los años 60, dedicó un libro en el que narró sus últimos días en la Argentina. «Era un hombre excepcional, serio y de una limpieza y honradez proverbiales», cuenta.

De la Membrives fue aficionado desde su más tierna infancia y lleva años recordando su trabajo. También de la Xirgú, a la que llegó a conocer y tratar personalmente. «La había visto haciendo 'La zapatera prodigiosa', y 'La casa de Bernarda Alba', también la película 'Bodas de Sangre' en la que fue la protagonista y estaba acompañada por Pedro López Lagar y Amelia de la Torre, y después pude conocerla en persona, era una mujer maravillosa y una actriz genial, con una versatilidad impresionante», asegura un Manso que festeja que España ahora sí se preocupe por la memoria y el legado de los exiliados.

Pero si a alguien vuelve en su conversación es a Juan de Loxa. «¡Qué chispa! Todo tenía un doble sentido para él... y una alegría». La muerte, hace seis meses, impidió su última comunicación. El martes, cuando estuvo en el 'Cinco a las cinco', los herederos del poeta le entregaron un paquete que Loxa iba a mandarle. Dentro, en una tarjeta y junto a un libro, el granadino le había dejado un mensaje. «Búscate en la 'once'». Y ahí, en la página, estaba Manso y otra chispa de genialidad loxiana: «Te quiero en vela».

Fotos

Vídeos