Solidaridad, sueños, pasos y sonidos

El futuro de la danza granadina, ayer en el Teatro Alhambra./ALFREDO AGUILAR
El futuro de la danza granadina, ayer en el Teatro Alhambra. / ALFREDO AGUILAR

Cada día, el FEX cataliza iniciativas muy diversas en torno a la música y la danza

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

Cada día, el Festival es dos festivales a la vez: el programa principal y el Festival Extensión o FEX. En el primero, brillan con luz propia estrellas consagradas en el ámbito nacional e internacional. En el segundo, los nombres conocidos son menos, pero los hay; sin embargo, la mayor parte de los espectáculos se nutren de artistas tras cuyos nombres se esconden historias de solidaridad, ilusión y esperanzas, que utilizan la plataforma que el Festival les ofrece para dar a conocer su labor y alcanzar algo que es consustancial a la vida del artista: el aplauso del público.

En la tarde-noche de ayer, cinco eran las propuestas del FEX repartidas por la capital y la provincia. Una de ellas solidaria, en favor de la Escuela Hogar Divina Infantita. Sus protagonistas, la soprano Carmen García Segura y el joven pianista Pablo Segura Torres. Carmen es de Ogíjares, estudió en los conservatorios Ángel Barrios y Victoria Eugenia, y descubrió tardíamente su vocación por el canto, ya que empezó tocando la guitarra. Con el tiempo, se adscribió a diversos coros, entre ellos el de la Escuela Municipal de Música de su pueblo, donde hoy ejerce su labor como profesora y dirige el coro.

El amor por la música le viene de familia. «Mi abuelo paterno tocaba el acordeón, mis tíos han trabajado como montadores musicales en TVE, y mi padre tocaba la guitarra. El fue mi primer espejo», comenta. De él aprendió también que la música rompe barreras y es un potente instrumento solidario. Por ello, ya participó en un concierto en el FEX a beneficio de Proyecto Hombre, con el guitarrista José Manuel Cano y la cantaora Esther Crisol. La pasada Navidad, ofreció un recital en la Escuela Hogar Divina Infantita, y pudo conocer de cerca la labor que estas monjas realizan. También ha ofrecido conciertos para los niños del Hospital de San Rafael o el colegio Jean Piaget. «Sólo ver sus caras de felicidad al ver que les dedicamos tiempo, merece la pena», comenta.

La participación en el FEX otorga currículo y visibilidad a muchos grupos que empiezan

La ilusión iluminaba la cara de los alumnos del Curso de Interpretación que pasaron anoche por el Corral del Carbón. Verse de negro, encima de un escenario, es una de las iniciativas que ponen de manifiesto la imbricación del proyecto del Festival, y la conexión entre sus cursos, los Manuel de Falla, y el programa, que se abre a sus participantes. FEX y Cursos funcionaron ayer, como siempre, al unísono.

Proyección

Son varios los grupos internacionales cuyas actuaciones forman parte del FEX. Uno de ellos, la orquesta del Robert Gordon's College, actuó anoche en Beas. No son los únicos: la Joven Orquesta Sinfónica del Conservatorio de New England ha pasado por el evento, y la Joven Orquesta de Shanghai comienza hoy su participación. Es lo que se llama 'turismo musical' y son muchas las formaciones, sobre todo de países anglosajones, que realizan giras a lo largo del año por nuestro país.

El coordinador del periplo del Robert Gordon's College, Ignacio Piqueras, opina que «para ellos, es una excelente posibilidad para dar proyección a su trabajo, y su presencia en nuestro país les sirve, además, para conocer la zona. En estos días, han visitado la Alhambra, la Catedral, y han tenido tiempo libre para conocer el centro de la ciudad», comenta. Por otro lado, destaca, con respecto al FEX, «la buena organización, la calidad del montaje de escenarios cuando ello es preciso, y en general, el cuidado que ponen en que los artistas estén cómodos».

Cómodos igualmente subían a media tarde camino de Ugíjar -donde ofrecieron, en la Iglesia de la Asunción, un concierto- los cinco jóvenes componentes del Quinteto Glauka: Francisco Rojas, flauta: Irene Rodríguez, oboe; Jorge Villatoro, fagot; Carlos Gómez, trompa, y Miguel López, clarinete. Formados en el Conservatorio Superior Victoria Eugenia, se encuentran en plenos estudios, y están encantados por el trato que han recibido en su minigira, que les ha llevado por la capital, Vélez de Benaudalla y la propia Zújar. Afirma Francisco Rojas que «a todos los conciertos ha ido bastante gente, y para nosotros, es una gran oportunidad para darnos a conocer».

El quinteto, cuyos miembros tienen entre 18 y 21 años, lleva doce meses funcionando, y en este tiempo han concurrido a concursos en Cantabria y Almería, donde lograron un meritorio segundo premio. Este verano, tienen una actuación ya programada en Ubrique. Los ensayos son duros, hay muchas horas detrás de cada concierto, y empastar los instrumentos cuesta, «pero merece la pena. Hemos puesto mucha ilusión en este trabajo, y estamos muy agradecidos por la oportunidad que nos dan», comenta Piqueras.

Estrenos en danza

Otra dimensión distinta del FEX es la que aportan iniciativas como la que cada año lleva adelante el Conservatorio de Danza. Desde hace nueve, ponen en pie un espectáculo para el FEX. Son coreografías de estreno. Anoche, tuvo lugar la 'premiére' de 'Regnum', original del granadino José Agudo, quien lleva años en Londres como asistente del famoso Akram Khan, y 'Andanzas', de Rubén Olmo, quien fuera primer bailarín del Ballet Nacional y luego director del Centro Andaluz de Danza.

Alejandro Donaire, profesor del centro, afirma que «con esta iniciativa, conseguimos varios objetivos. El primero, crear una dinámica de trabajo en torno a un fin concreto, que prácticamente se desarrolla durante todo el curso, ya que los coreógrafos escogieron a sus bailarines y presentaron su idea en diciembre pasado. Luego, fueron dos meses de ensayos hasta afianzarlo, y cinco más de trabajo con los profesores. En las últimas semanas, han vuelto para pulir pequeños detalles y observar el resultado final».

«Además», añade, «ofrecemos a los alumnos de los últimos cursos la posibilidad de tener experiencias preprofesionales con coreógrafos de prestigio, que les serán útiles de cara a su incorporación al mercado laboral. Es una experiencia que, aunque no entra directamente dentro de nuestras funciones como centro de formación, y nos exige un esfuerzo extra, estamos encantados de hacer por los alumnos».

Fotos

Vídeos