Ríos, Pons y la OCG se reencuentran hoy para unir la clásica y el rock

Miguel Ríos y Josep Pons, durante el encuentro con los medios donde presentaron el concierto de esta noche./JOSÉ ALBORNOZ
Miguel Ríos y Josep Pons, durante el encuentro con los medios donde presentaron el concierto de esta noche. / JOSÉ ALBORNOZ

El Palacio de Carlos V acogerá un recital con la 'Séptima' de Beethoven como aperitivo de una selección de canciones del rockero granadino

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

Han pasado 20 años desde el último encuentro entre el autor de 'Vuelvo a Granada' y el ahora director musical del Liceu. Dos décadas. Y parece que fue ayer. Miguel Ríos continúa firmando cada lunes por la mañana un pacto con el diablo, mientras quizá el retrato que ilustraba la portada de su disco 'Memorias de un ser humano' envejece en lugar de él. Y en cuanto a Josep Pons, ha dejado atrás su figura de antaño y ahora está hecho un figurín, sin haber perdido un ápice de su vivacidad por el camino. Aquella letra de «Cualquier tiempo pasado fue peor, somos más jóvenes ahora», que Ríos cantaba en compañía del matrimonio San José-Cuesta (o Cuesta-San José, que ahora se puede invertir el orden de los apellidos), y Sabina, se hizo carne ayer en la comparecencia de ambos en el Alhambra Palace.

Y como para sentirse joven, basta con creérselo, el rockero granadino y el director catalán de Puig-Reig se han metido en un buen berenjenal. Nada menos que zurcir a Beethoven con 'Bienvenidos'. Un empeño del director del Festival, Diego Martínez, que quedó interrupto hace tres años cuando Ríos recibió la convocatoria de sus compadres para embarcarse en la rediviva 'El gusto es nuestro'. Entonces, la idea era hacer un programa con músicas de Cole Porter y el 'American Songbook', que tan amplia -y a veces groseramente- han explotado estrellas bastante venidas a menos como Rod Stewart.

Sin embargo, la llamada de la selva, encarnada en palacios de deportes llenos, frustró aquel primer intento, y posibilitó el de hoy, donde la Orquesta Ciudad de Granada y nuestros dos protagonistas van a ir a calzón quitado con una selección de canciones importantes en la larga carrera del rockero granadino. Ayer dijo: «Nunca pensé que entraría en el Palacio de Carlos V para cantar con una orquesta». Había que buscar la ocasión: «El maestro tenía una agenda difícil, es un 'primo donno', así que hemos tenido que esperar tres años», añadió.

«Ahora me toca a mí»

Ambos bromeaban ayer con la circunstancia de que en su primer encuentro, con Ana Belén como compañera y la música de Kurt Weill como argumento, Pons dijo a los medios que el proyecto iba adelante antes incluso de tener la aquiescencia de Ríos. «Ahora me toca a mí meterle a él en este aprieto», comentó el cantante. «Han sido tres días de ensayos mágicos, donde hemos comprobado que separar el rock de la clásica es algo banal, porque los dos se retroalimentan», añadió.

Ríos calificó el recital de esta noche como algo «modestamente, histórico». Deseó que el público del evento no se rasgue las vestiduras -el lleno parece aventurar que no lo harán-, y que se preparen para disfrutar. Josep Pons, por su parte, recordó que la música clásica ha partido de lo popular siempre. «La música que se canta o se baila es fuente de inspiración para los compositores de clásica. Falla hizo el mismo, rescatando cantes del Albayzín para 'El amor brujo' o 'La vida breve'. Y Haydn, trasladando los minuetos que se bailaban en su época a sus composiciones».

Máximo respeto

El secreto de las buenas vibraciones que los protagonistas compartían ayer es, sin duda, el respeto mutuo: a las canciones del granadino, que han contado con arreglistas de primer nivel, como Kitflus o Joan Albert Amargós, por un lado, y a la propia idiosincrasia de la OCG y del director, por otro. «Hemos intentado que todo sea confortable. Estamos en nuestra salsa», comentó Pons.

El presidente de CajaGranada, que patrocina el recital de hoy a través de su fundación, aseguró que «nos sentimos cómplices de una idea brillante. Hemos colaborado en todo lo que se nos ha pedido, con gusto. Para nosotros, es un orgullo contar con músicos así, y es una manera de estar en Granada». 'Memorias de la carretera', 'Bienvenidos' o 'Santa Lucía' sonarán esta noche en el Palacio de Carlos V. Y también la 'Séptima' de Beethoven, lo recordamos. Pero el inmortal 'genio sordo', claro, no asistió ayer a la rueda de prensa.

Fotos

Vídeos