«El 'Réquiem' de Verdi es un universo musical por sí solo»

El director de la ONE, David Afkham./HENAR SASTRE
El director de la ONE, David Afkham. / HENAR SASTRE

David Afkham, director de orquesta

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

David Afkham (Friburgo de Brisgovia, Alemania, 1983), de origen persa, es el director principal de la Orquesta y Coro Nacionales de España desde 2014. Su insultante juventud sólo es comparable a su capacidad para congeniar con una orquesta calificada desde siempre como 'difícil', que sigue sin tener director titular. Hoy se pone al frente de la formación y del coro para interpretar el 'Réquiem' de Verdi en el Carlos V.

-Hace tres años, fue usted nombrado director principal de la ONE. ¿Cuál es su balance sobre este tiempo?

-Estoy muy contento con el trabajo que hemos realizado. Ambos, la Orquesta y el Coro, son conjuntos increíbles, de alto nivel, de los que estoy muy orgulloso. El viaje musical que hemos iniciado hace algunos años ha sido muy fructífero. Por supuesto, siempre hay cosas que mejorar, dependiendo del repertorio, pero en general, estoy muy feliz: nos conectamos más, nos escuchamos mejor unos a otros, respiramos juntos más y más.

-Su carrera internacional es muy destacable, a pesar de ser menor de 35 años. ¿La vida ha ido demasiado rápido?

-Quizá sí, pero todo ha sido muy interesante. Estoy tomando mi trabajo tan en serio que a veces me olvido de cómo las cosas evolucionaron tan rápidamente en los últimos años. No estoy pensando en el término de 'carrera'. Hay ciertas cosas que no puede planear, pero en realidad las cosas sólo suceden, y hay que estar en el lugar y momento adecuado. Eso no se puede planificar. Es importante comprometerse en cada momento con toda la energía, conocimiento y cualidades. Con la orquesta y el coro, no se trata de indidualidades, sino del trabajo en conjunto.

-Firmó un compromiso de tres años para dirigir la ONE. ¿Quiere seguir tras este periodo?

-¡Quiero crecer con la Orquesta y el Coro Nacional de España! Todavía hay mucho que descubrir y mejorar. El potencial de estos conjuntos es casi ilimitado y nuestro camino no ha terminado todavía.

-¿Cuáles son sus premisas fundamentales cuando dirige la orquesta? ¿Sus 'diez mandamientos' personales?

-Esto no es fácil de responder, ya que siempre depende del momento. A veces hay más de diez mandamientos, a veces menos. Pero una de mis creencias fundamentales al respecto es que, dado que somos un grupo de seres humanos, es existencialmente importante que nos escuchemos unos a otros. Sólo por eso somos capaces de interactuar entre nosotros mismos, dar y recibir, formar un conjunto y compartir nuestro trabajo.

-Los críticos dijeron recientemente que usted es un conductor meticuloso y concienzudo. ¿Es esa la recomendación ideal para aquellos que, como usted, quieren alcanzar el éxito a una edad tan temprana?

-La profesión de músico, la de director, es muy compleja. Como dije antes, hay ciertas cosas que no puedes planear. Uno tiene que estudiar duro, y en mi opinión, es importante ser autocrítico. Estar abierto a crecer y aceptar que se necesita mucho tiempo para alcanzar el objetivo. Es preciso tener claro que se sirve al arte, la música, cuando compartes estas obras fantásticas con la gente.

- Háganos una pequeña guía para los oyentes. ¿Qué hace del 'Requiem' de Verdi una obra tan importante?

-Esta obra maestra es un mundo por sí sola. Las palabras no son suficientes para describirla. Refleja la cuestión de ser salvado por Dios de la muerte. Lo que hace que este 'Réquiem' sea tan especial es que Verdi era un ateo, así que en este caso se pueden escuchar muchas preguntas, casi directamente formuladas en la cara de la divinidad. ¡Aparecen dudas, una gran soledad y un gran temor de Dios! Todo esto se combina con la escritura dramática, casi operística, de Verdi. Esta pieza es un universo.

-¿Conoce el Festival de Granada? ¿Cómo se siente al dirigir en un espacio histórico como el Palacio de Carlos V?

-Conozco la Alhambra, pero nunca he venido a un concierto aquí. Estoy seguro de que tocar a Verdi en este palacio va a constituir un momento realmente mágico.

Fotos

Vídeos