«El nacimiento del flamenco coincide con el del Barroco»

Alqhai (izquierda), y Márquez (derecha), en una actuación reciente./ABC
Alqhai (izquierda), y Márquez (derecha), en una actuación reciente. / ABC

Rocío Márquez y Fahmi Alqhai, cantaora y violista da gamba

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

Esta noche, a las 22:30 horas, el patio de los Arrayanes de la Alhambra se llenará con la voz de la onubense Rocío Márquez y el límpido tañer de la viola de gamba de Fahmi Alqhai. Juntos ponen el pie 'Diálogos de viejos y nuevos sones', un recorrido por la música en el tiempo y el espacio.

-¿Por qué el título del espectáculo, 'Diálogos de nuevos y viejos sones'?

-Rocío Márquez: El título nace de la necesidad de transmitir la relación existente entre los artistas implicados en este proyecto. Como dice Fahmi cada uno tenemos nuestra «mochila», por encima de pertenecer a un género concreto, tenemos personalidades muy marcadas que desean entenderse.

Fahmi Alqhai: Exacto. Realmente es un diálogo entre músicos que venimos de dos tradiciones en apariencia distantes, por un lado una música de transmisión oral cercana al folklore en el caso de Rocío, y la música llamada culta o clásica en el mío, y a partir de esas dos «mochilas» que cargamos cada uno, llenas de acordes y de ritmos, entablamos una conversación de la que surgen cosas nuevas, sones nuevos, ideas innovadoras.

-¿Qué aporta la viola da gamba al lenguaje flamenco?

-F.A.: La viola da gamba es un instrumento muy completo, muy versátil, que te puede hacer un acompañamiento armónico como si fuera una guitarra pero al tiempo te puede cantar una línea melódica de un modo muy «cantabile», que dicen los clásicos, y muy flexible. Y responde a las intenciones y a la valentía del músico que la sepa entender.

R.M.: En la línea de lo que comentaba en la pregunta anterior, no creo que sea únicamente la viola da gamba la que aporta. Lo mágico es como se comunican Fahmi y Rami a través de ellas, eso es lo que me enriquece y motiva. Que empleen distintos recursos, diversos sonidos, que jueguen con las dinámicas y se tiren a la piscina... Acaba siendo contagioso... Por otra parte, el papel de la viola da gamba siempre me pareció muy similar al de la voz humana. Así que en ciertos pasajes me inspira pensar en polifonía.

-Han versionado ustedes 'El cant dels ocells' de Pau Casals, pieza funeraria por excelencia en los últimos tiempos. ¿Cómo se transforma en una 'Nana'?

-F.A.: Esa melodía originalmente es un villancico dedicado al Niño Jesús, así que lo estamos devolviendo de alguna manera a su sentido original. Es una obra que versionada por Casals ha tomado esa asociación fúnebre, pero que puede inspirar otros sentimientos muy diferentes.

R.M.: En este giro de intención la importancia de la letra es fundamental. La melodía es tan profunda como la muerte y la vida... Dos extremos de una misma línea.

Punto de encuentro

-¿Qué pueden enseñarnos hoy los cantes populares?

-R.M.: Para mí lo popular y lo folclórico es un punto de encuentro entre artistas de diversos géneros como la música antigua y el flamenco. Mi pilar fundamental. El punto de partida desde el cual todo cobra sentido. También a partir de los cantes populares la evolución se impone para evitar la fosilización.

-La declaración del flamenco como Patrimonio Inmaterial, ¿puede desvirtuar su esencia a largo plazo, como el turismo desvirtúa el centro de las ciudades históricas, como Granada?

-R.M.: Es difícil saber cómo sería la historia si los hechos hubieran sucedido de otra manera... Si no se hubiera declarado el flamenco Patrimonio Inmaterial o si no existiera tanto turismo... Quién sabe... Cada realidad tiene cara A y cara B. A mí me preocupa más el romanticismo, el miedo al cambio y el cualquier tiempo pasado fue mejor.

-¿Qué aporta América a este espectáculo?

-R.M.: Movimientos, búsquedas, idas y vueltas.

F.A.: Eso, esas idas y vueltas... El momento en el que se coció el estilo flamenco, que coincide en el tiempo con la música barroca, tuvo en España la peculiaridad de que muchos ritmos y armonías vinieron del Atlántico, a la manera de los canarios que tocamos en el programa: danzas que iban y venían de puerto en puerto, que fueron fundamentales en ese primer flamenco y lo han seguido siendo después.

-Fahmi, usted ha colaborado exitosamente con Arcángel, y ahora lo hace con Rocío. ¿Qué ha encontrado en ella?

-F.A.: Ante todo una actitud generosa y receptiva, para proponer y aceptar propuestas musicales aportando su creatividad pero dejando al tiempo espacio a los demás artistas del proyecto -yo mismo, pero también Agustín Diassera y mi hermano Rami-. Y, por supuesto, la inmensa calidad de su cante, no sólo por cualidades vocales sino por cómo las usa artísticamente.

-Este proyecto común, ¿qué recorrido va a tener? ¿Les han surgido ideas de desarrollo futuro?

-F.A.: Tenemos ya muchas actuaciones comprometidas (en Segovia, en Andalucía, pero también en Francia...). El espectáculo se estrenó ya muy trabajado y maduro, pero un proyecto así nunca deja de crecer y transformarse.

R.M: Desde que nació no ha dejado de darnos alegrías... El Giraldillo a la Innovación nos ha motivado para llevarlo a estudio y poder grabarlo antes del próximo año.

Fotos

Vídeos