El monstruo de 'IT' es granadino

Javier Botet,promocionando 'IT' con un escalofriante globo./EFE
Javier Botet,promocionando 'IT' con un escalofriante globo. / EFE

«'IT' Habla de la pérdida. Hay que perder oportunidades, hay que perder gente... Cuando aprendes a perder, la vida es mucho más fácil» Javier Botet Actor especializado en cine de terror

Carlos Morán
CARLOS MORÁN

El escritor estadounidense Stephen King convierte en terror todo lo que toca. Por ejemplo, coge una ventosidad, que habitualmente es una cosa que da mucha risa, y la transforma en una pesadilla. Y, pese a lo que pudiera parecer, el invento no rechina: el pedo acongoja al lector.

En 'IT' (Eso), una de sus novelas más tocho, logra que un globito rojo suspendido en el aire cause un espanto difícil de aplacar. No es el único mérito de una narración que es como poner en la misma coctelera literaria a la pandilla infantil de 'Los Cinco' y a Jack 'el Destripador'. Así de retorcido y original es Stephen King. Por eso sus libros tienen tanto éxito. Por eso los críticos han pasado de menospreciar su obra a catalogarlo como el nuevo Edgar Allan Poe. Y por eso la mayor parte de sus relatos han sido llevados a las pantallas -con desigual fortuna, que todo hay que decirlo-.

Precisamente, este pasado viernes se estrenó en España la versión cinematográfica de 'IT' -ya existía una anterior, pero en formato teleserie- y en ella tiene un pequeño papel un gran (en todos los sentidos, porque mide dos metros) intérprete español: Javier Botet, que nació en Ciudad Real en 1977, «el año de Star Wars», precisa con orgullo friki.

Licenciado en Bellas Artes en la rama de Diseño Gráfico, carrera que estudió en Granada (donde reside su familia), Javier es, literalmente, un monstruo de actor. Su peculiar anatomía, que es hija del síndrome de Marfan que padece -una enfermedad rara que produce un crecimiento desmesurado de los huesos largos del cuerpo-, le ha servido para encarnar a criaturas tan escalofriantes como la 'Niña Medeiros' de la aclamada REC (dirigida por Jaume Balagueró y Paco Plaza). También apareció, entre otras, en 'Las brujas de Zugarramurdi (de Álex de la Iglesia) y forma parte del reparto de 'Insidious 4: La última llave', que aún está pendiente de ser estrenada.

En 'IT', Javier interpreta el papel de un aterrador leproso. Lleva una carrera de miedo.

-En primer lugar creo que es obligado darle las gracias por todos los buenos malos ratos que nos ha hecho pasar en el cine.

-Ja, ja, ja. Muchísimas gracias.

-De profesión, sus monstruos, ¿sería una buena descripción para lo que usted hace?

-Sí, suena bien. Suena simpático. Hombre, a mí me gusta interpretar de todo: comedia, drama..., pero sí que es verdad que, desde crío, lo que más me impactaba, me divertía y me atraía eran las criaturas de otros mundos: extraterrestres, fantasmas... Y pasé de dibujarlos y de esculpirlos con lo que tuviera a mano a interpretarlos. Así que estoy encantado y agradecido. Estoy viviendo un sueño. Pero también es verdad que es duro. Aunque sí, se podría decir que estoy muy especializado en este tipo de cine.

-¿Se ve haciendo de galán?

-Me veo haciendo prácticamente de todo. De vez en cuando hago cositas que no son tan ruidosas y que no las ve todo el mundo en el cine. Por ejemplo, he hecho un par de capítulos de 'El fin de la comedia', que es una serie minoritaria y pequeña. Hacer de todo refresca más.

-¿Qué le da miedo?

-En la ficción es muy, muy, muy difícil que algo me dé miedo. Y en la realidad, igual... Soy muy lanzado. Con la edad, se me han ido quitando todos los miedos. Pero también es verdad que no tener miedo no es bueno, porque es como una falta de pasión.

-Poco después de los atentados de Cataluña, Paco Plaza, uno de los directores para los que usted ha trabajado, dijo que la realidad siempre es más terrorífica que cualquier ficción...

-Estoy totalmente de acuerdo con que la realidad es mucho más terrorífica... Pero no hay que vivir con temor a que algo suceda. Tras los atentados, el discurso fue: 'No os tememos'. Para mí, el miedo es algo que te paraliza, que evita que tomes decisiones arriesgadas... Por eso yo he sido, en general, muy lanzado. Me he equivocado, he cometido errores, me han salido cosas mal, pero he tenido poco miedo. El miedo evita que vivas. En épocas diferentes, me he enfrentado a la muerte o a la depresión y he salido reforzado. He aprendido a no respetar a la muerte o a la depresión. Me he quedado casi sin miedos.

-Decía Andy Muschietti, el director de 'IT', que la película, y por ende, la novela de Stephen King en la que se inspira, habla sobre el miedo a crecer, sobre la pérdida de la infancia... Y usted, debido al síndrome de Marfan, de crecer sabe un rato. ¿Fue muy dura su niñez?

-Pasé ratos difíciles, sí. Pero es que desde que tuve uso de razón, me recuerdo yendo al hospital. Y lo normalicé. No recuerdo una infancia dura por el Marfan para nada. Al periodismo le encanta tocar esa historia de superación, pero... Ha habido complicaciones, pero también las han tenido otros chavales por ser gorditos, por ejemplo. Yo he hecho una vida bastante normal. He tenido amigos en todos los sitios. He salido de marcha más que nadie... De todas formas, estoy de acuerdo con Andy en que 'IT' habla de la pérdida. Y también 'Mamá', que es su anterior película y en la que también tuve un papel. Pero es que la vida es pérdida. La vida es aprender a perder. En la vida hay que perder oportunidades, hay que perder competiciones, hay que perder trabajos, hay que perder gente... Cuando aprendes a perder, la vida es mucho más fácil.

-¿Había leído a Stephen King antes de actuar en 'IT'?

-Nunca he sido de leer, pero he visto todas las adaptaciones de Stephen King. He consumido cine compulsivamente desde que tengo uso de razón. Sin darme cuenta, estaba haciendo un máster constante en cine, que es a lo que me he acabado dedicando.

-Y aparte de la de 'IT', ¿qué adaptación al cine de una novela de Stephen King es la que más le ha gustado?

-'Misery' es brutal. Me parece increíble. Es tan sencillita de planteamiento... Y aunque Stephen King esté a disgusto con 'El resplandor', a mí me parece un peliculón. A él no le molaba nada. Recientemente, por problemas de fechas, no pude trabajar en una de Stephen King: 'El juego de Gerald'. Y tampoco en 'Verónica' de Paco Plaza...

-Por cierto, ¿conoce a Stephen King?

-No, no le conozco. Me gustaría. Es un tipo peculiar y sería un rato para recordar.

-A diferencia de la versión cinematográfica de 'El resplandor', parece que a Stephen King 'IT' le ha encantado.

-Sí, dice que le ha sorprendido. No sé si es que igual tenían unas expectativas bajas.

-Pues ya puestos, haga la crítica de 'IT'.

-Me parece que es una película muy completa. Creo que no sólo va a hacer taquilla, sino que la gente la va a recomendar. Va a quedar como algo memorable. Insisto, es una película muy completa. Te ríes mucho con los niños. Hay momentos muy bonitos de amistad, pero también momentos duros, como el caso de la niña que tiene un padre que es un abusón... Visualmente está todo muy cuidado. El payaso es increíble. Siempre que aparece es una maravilla estética. 'IT' tiene muchas cosas buenas.

-¿Y usted qué tal se ha visto de leproso?

-Es una alegría formar parte de este 'Bosco'. Lo mío es muy poquito, pero el simple hecho de estar en una película tan esperada como 'IT' pues es una gran alegría.

-¿En qué anda metido ahora mismo?

-Estoy haciendo unas pruebas para algunas comedias. Pero ya hay una película de alienígenas... Bueno, hay unas cuantas, pero no hay nada firmado. Tengo como cuatro o cinco 'pelis' que entre final de este año y principio del que viene deberían salir. Sigo teniendo bastante trabajillo. Y, mientras tanto, siguen goteando los estrenos. Ahora mismo han sacado el trailer de la última de 'Insidious', en la que tengo un papel más relevante. Soy el villano.

Fotos

Vídeos