«Soy crítico pero a la vez muy optimista»

José Antonio García, 'El Pitos', fotografiado en la reja del Jardín Botánico./ALFREDO AGUILAR
José Antonio García, 'El Pitos', fotografiado en la reja del Jardín Botánico. / ALFREDO AGUILAR

Entrevista a José Antonio García, cantante | Siempre será conocido como la voz de 091, pero hay vida más allá del grupo, por eso lanza un nuevo disco titulado 'El viento sopla a mi favor'

JUAN JESÚS GARCÍAGRANADA

El 17 de diciembre de 2016 José Antonio García agotó su voz hasta la mudez en la despedida de 091 (hay pruebas documentales, circula el disco pirata por ahí). Un año después ya estaba dando forma a un disco con las cuerdas vocales nuevamente en forma. Este mes ha empezado a hacer público su contenido, a partir del tema que le da nombre: 'El viento sopla a mi favor'. Una grabación formidable realizada con El Hombre Garabato, y en la que concentra toda una vida en la música.

-¿Nota el viento en las orejas y en las velas bien henchidas?

-«No voy a claudicar, no pienso abandonar/ quién puede doblegar a un hombre de pie/ veo que el tiempo se nos va/ búscame en esta canción/ y si todo empieza a ir mal/ sal fuera y mira al sol, el viento sopla a mi favor». Estos versos muestran bien cómo me siento ahora mismo. Es el momento propicio para que el viento sople fuerte y arrastre al velero al lugar que le corresponde. Siento que es un buen momento para mí, me siento con fuerza y siento que los esfuerzos y la constancia dan sus frutos. Creíamos en un sueño hace muchos años y la vida nos lo ha regalado.

-En todos sus trabajos fuera de 091 se ha distanciado del sonido típico de ellos, desde el Funkmetal al Swing... Aquí también...

-Es normal que busque mi propia identidad, los 091 tienen una marca insuperable. Mis gustos son muy amplios y siempre he querido poner mi voz a prueba e investigar caminos por los que no había estado antes. Así es el espíritu, así es la música, así es como te puedes sentir más vivo dentro de este mundo y aunque no consigas llegar más que a un puñado de gente, lo importante es que te sientas bien con lo que haces y arriesgues algo, aunque a veces te equivoques.

-¿En qué estilo nota su voz más cómoda? Porque aquí va del pop al western blues, el punk, rock and roll vintage, soul nocturno, hay matiz gospel...

-Intento moverme con soltura en todos estos estilos y a cada uno intento dar su pulso exacto, pero si te fijas, la música de este disco tiene un nexo común, se mueve entre el garaje rock con puntos de los sesenta, años que me fascinan, aunque en ocasiones está también mas cercano al punk de TNT que al rock de 091. Me siento cómodo en estos estilos y me gusta arriesgar y probar nuevos retos. Creo que es este disco lo he conseguido hacer, por lo menos así lo siento.

-Sin embargo historias, emociones, imágenes y palabras comparten mundo.

-Es un disco que hunde sus raíces en toda la experiencia adquirida en los años. Las letras, tanto las que he hecho yo como las que no, son fruto de conversaciones y reflexiones que llevo haciendo en los últimos años. El paso del tiempo, las relaciones humanas o la sociedad actual son temas que me preocupan y que están presentes en este disco, y a los que me he querido acercar con un lenguaje sencillo, directo y a la vez poético. Es crítico pero a la vez muy optimista.

Deudas

-Recuperar 'Situación límite' (Ya no hay luz) ha sido todo un hallazgo, además de homenaje a una escena y unos amigos ausentes...

-Sí, era una deuda que tenía. Siempre he sido un gran fan de Conservantes Adulterados. Fue una banda punk realmente, sacaron un puñado de buenas canciones y desaparecieron, yo fui amigo de Carlos y Pitu, y creo que es necesario que la gente conozca su legado, de hecho mi reto es ir sacando poco a poco sus canciones en mis discos. Su historia es auténtica y muy desconocida, y me gustaría ayudar un poco a sacarla a la luz. Esta canción en concreto es auténtica, es muy sencilla pero a la vez terriblemente emocionante. Los Conservantes era un grupo de una autenticidad brutal, vivieron el punk hasta sus últimas consecuencias que, por desgracia, fueron la muerte prematura.

-¿Algún otro préstamo que haya barajado para éste o el próximo disco?

-No, desde el principio tenía claro la versión que quería hacer y también quería que las canciones fueran nuevas, que respondieran al momento que vivo. He estado repasando canciones de Jesús Arias que nunca se publicaron, pero sentí que no era el momento aún de enfrentarse a ese repertorio, prefiero dejar que el tiempo pase un poco. Su muerte está muy reciente aún.

-La Garabato es así como The Band para Dylan. ¿Más cómplices que socios?

-Sí, la vida te da sorpresas y para mí ha sido una alegría contar con un grupo de gente más joven que yo con ganas de ensayar, de tocar y de grabar. Por supuesto son mis cómplices. Yo nunca he sido un lobo solitario, no concibo la música de manera solitaria y siempre he querido tener un grupo a mi lado que me arrope en lo musical y también en lo humano. Son una banda que me ayuda en todo, son como mi familia. Con ellos he trabajado los temas en los ensayos y después los han grabado todo, creo que han acertado plenamente en mis gustos y como quería que fuese este disco.

-¿Cómo han llegado a semejante intimidad con ellos?

-Ha sido como una relación de pareja, empezamos con algunos coqueteos pero con el tiempo la relación ha acabado siendo muy intensa. Es raro porque pertenecen a una generación posterior a la mía, pero hemos conectado perfectamente y nos hemos aportado mucho mutuamente. Yo les he ofrecido mi experiencia y ellos a mí nuevas e interesantes ideas.

-¿La música es compartida con ellos o es solo suya...?

-Hay de todo, hay músicas que han hecho ellos y otras que he hecho yo, al igual que las letras, aunque en todo momento las canciones las hemos ido trabajando entre todos y hemos ido haciendo aportaciones sobre la marcha. Hay canciones mías, de Tony Guerrero, de Nico y de Óscar, aparte de la versión de la que hemos hablado antes.

-Y el resto del equipo de trabajo ha sido...

-Mi buen amigo Toni Guerrero con el que comparto autoría y que ha metido coros y guitarras y mi compadre Víctor García Lapido que ha metido algunos solos de guitarras en dos temas. Ayudando en la grabación y producción repito con mi buen amigo Pablo Sánchez, de Producciones Peligrosas, que ha hecho un trabajo magnífico. El diseño de todo el disco y las fotografías son de Javier Rosa. Riff y Warner Music Spain se harán cargo del resto de asuntos.

-Precisamente en la foto de Rosa está delante de la famosa 'puerta verde', un clásico del rock and roll. ¿Ya sabe qué hay detrás?

-Quitando la perversión del cine porno de los años sesenta, 'Sé que ella está detrás', puedes encontrar un puñado de canciones con una vuelta a mis raíces donde dejo patente en que sitio me siento a gusto y dejando ver lo que siento de verdad.

-¿Ese puntillo de saturación es una cuerda vocal forzada, o lo han buscado en el micro para mayor emotividad?

-Ese puntillo del que habla usted creo que lo da las resacas de tantas noches, la madurez, y por supuesto el paso del tiempo que se ha aliado con mis cuerdas vocales.

-En cualquier caso la consigue...

-Lo importante de una voz es que emocione, no tiene que ser técnicamente perfecta y cristalina, esas voces no suelen emocionar. Yo he buscado en cada verso de cada canción buscar el punto exacto, conteniéndome a veces y vaciándome otras. No es que busque conseguir nada en concreto, sale así sin más es mi forma de interpretar, es el año en que vivimos y son mi cuerdas vocales que han perdido los agudos por los que conseguí mi mote ('El Pitos') a pulso.

-¿Qué calendario se ha propuesto de lanzamiento?

-El 11 de Mayo salió el Video 'El viento sopla a mi favor' junto con un single digital que se puede conseguir en todas las plataformas digitales. El 8 de Junio saldrá un nuevo single que también se podrá conseguir en todas las plataformas digitales y el 15 de Junio saldrá el disco en edición tanto en formato cedé como vinilo.

-¿Y en directo cuándo toca Granada?

-La fecha del directo para Granada será en septiembre, y estoy deseando cantar de nuevo en mi ciudad. Antes nos gustaría ir a Madrid, Sevilla y Córdoba, pero todavía se están cerrando los conciertos.

Fotos

Vídeos