«No me gusta que una actriz cobre menos que un actor»

Elejalde posa en una calle de Vitoria. / Igor Aizpuru

Karra Elejalde encabeza el reparto de la comedia ‘Que baje Dios y lo vea’, ópera prima de Curro Velázquez con el Langui y Macarena García

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Dieciséis años después de la llegada del euro, Karra Elejalde (Vitoria, 1960) sigue hablando en pesetas. Pero el anacronismo, y también la hipérbole de sus metáforas y ejemplos, encajan bien en la arrolladora personalidad de un actor que no tiene Facebook, ni Twitter, ni WhatsApp, «ni p... ganas de tenerlos». «Ahora hay que andarse con el culo así porque los internautas o los de la red se escandalizan o te hacen un boicot, que es una manera de ejercer presión que no me gusta», explica.

Habla como actúa, desbordando pasión, este intérprete que lleva 30 años delante de las cámaras y que las ha visto de todos los colores. «Yo he estado aquí (y apunta con el dedo al techo) y aquí (y señala al suelo), y mañana puedo estar en cualquier sitio. Ya nada me pilla de sorpresa. Tonterías, pocas», asegura Elejalde, que lidera el reparto de ‘Que baje Dios y lo vea’, la ópera prima de Curro Velázquez en la que también participan Macarena García, Alain Hernández, Joel Bosqued y el ‘Langui’. Guionista de ‘Periodistas’, ‘Los Serrano’ o ‘Los hombres de Paco’ y creador de ‘El chiringuito de Pepe’, Velázquez da el salto a la dirección con una comedia en la que un grupo de monjes tiene que ganar un torneo de fútbol (la ‘Champions Clerum’) para salvar su monasterio.

Elejalde, metido en el papel de un fraile chapado a la antigua, es uno de los grandes atractivos de la película, aunque el actor niega que su solo nombre sea capaz de llenar cines pese al éxito de las sagas de ‘8 apellidos...’. «En España no llenamos los cines ni Bardem ni Antonio Banderas ni yo. Esto no es América», reflexiona.

«Yo he tenido mucha suerte en esta profesión. He hecho cuatro o cinco películas que han excedido los 2.000 millones de pelas. Yo se lo digo a Dani (Rovira): ‘Qué mala suerte tienes. Tú eres Serguéi Bubka con una pértiga y tienes que pegar un salto de 16 metros y a la primera saltas 74. Tu primera peli ha hecho 9.000 millones de pelas y eso no va a volver a ocurrirte nunca. ¿Y ahora qué?’. Es muy triste, yo lo viví con ‘Airbag’, las filas en los cines daban la vuelta a la calle, luego viví las hieles y ahora tengo otra vez las mieles. Me acuerdo de Iciar Bollaín, que me sacó de ‘boxes’», relata.

«El cine es una lotería, todo es cuestión de suerte. S-U-E-R-T-E. Ni el talento tiene nada que ver. Puedes hacer el mejor personaje de tu vida, pero si la película es una mierda, no te nominan a nada. En esta profesión, todo es raro, nada son matemáticas y el esfuerzo no es directamente proporcional al éxito. A veces te dejas la vida y no consigues nada y otras vas desganado y triunfas».

Hace unas semanas, Clara Lago, compañera de Elejalde en ‘8 apellidos...’, dijo que el actor vasco y Dani Rovira habían cobrado el doble que ella por la segunda película de la saga. «Clara es mi amiga y puso como ejemplo de lo que ocurre a su novio y a su amigo Karra. Estoy seguro de que en España la mejor actriz cobra menos que el mejor actor, y no me gusta, no me parece bien. En el cine, como en todos los trabajos, se valora menos a las mujeres que a los hombres. También digo que hay diferentes cachés, como en todas las profesiones, aunque creo que en el cine ocurre de una forma más exagerada», subraya.

En ‘Que baje Dios y lo vea’ Karra Elejalde comparte cartel con una de las actrices de moda del cine español, Macarena García, ganadora de un Goya y de la Concha de Plata de San Sebastián por ‘Blancanieves’. «Yo no he sufrido nada desagradable, aunque no dudo que a muchas compañeras les haya ocurrido y admiro la valentía de quienes denuncian», dice García, que repite en el subgénero de la ‘comedia-religiosa’ después de ‘La llamada’.

También está en la cresta de la ola ‘El Langui’, que compatibiliza la música con el cine, además de convertirse en un símbolo de la integración de los discapacidatados. «Cuando empecé con La Excepción no me imaginaba que iba a llegar hasta aquí, pero sí pensaba ‘el día de mañana se van a cagar’, porque siempre he creído en mis sueños. Ahora es verdad que me veo como un ejemplo y por eso me siento el doble de responsable», destaca.

El fútbol y la religión son los ingredientes de ‘Que baje Dios y lo vea’, que trata con humor la lucha entre los fuertes y débiles. «Si juegan Alemania contra Camerún, los españoles iremos con Camerún. Es muy típico de nosotros ir con el ‘loser’», asegura el director Curro Velázquez.

Fotos

Vídeos