Antonio Banderas vuelve a la carga con su proyecto sobre el rey Boabdil

Banderas buscó localizaciones en la Alhambra en 2011. / P. MARÍN

El actor malagueño ha reactivado en un foro del Festival de Cine de Mar de Plata el ambicioso título que abandonó al llegar la crisis económica

F. GRIÑÁN/IDEALMÁLAGA

La primera vez que se escuchó hablar del proyecto fue hace casi una década. Poco después de estrenar su segundo trabajo como cineasta, ‘El camino de los ingleses’, Antonio Banderas confesó su deseo de contar un episodio fundamental de la historia de España: la historia del último rey musulmán de Granada, Boabdil. Un proyecto ambicioso y con un amplio presupuesto que se tuvo que aparcar con la llegada de la crisis económica. Nada se había vuelto saber de esta superproducción. Hasta ahora. El cineasta malagueño ha vuelto a reactivar el proyecto y busca financiación en el ámbito latino y árabe para la que sería su tercera película como director.

La puesta de largo de la renacida producción ‘Boabdil, el último sultán’ (’Boabdil, The Last Sultan’) se visualiza esta semana en el Foro de Coproducción LatinArab del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. El proyecto liderado por Antonio Banderas ha sido seleccionado junto a otras ocho cintas para participar en estos encuentros que reparten 40.000 euros en premios entre los títulos finalistas. No obstante, el principal beneficio de este foro es la presentación de la película a inversores hispanoamericanos y árabes.

Guión de Antonio Soler

Tras adaptar juntos ‘El camino de los ingleses’, el novelista malagueño Antonio Soler y el cineasta Antonio Banderas prolongaron su colaboración con el guión original de ‘Boabdil’, que se centra en los esfuerzos del último rey nazarí por mantener el reino de Granada ante la imparable reconquista de los Reyes Católicos. El escritor y el actor trabajaron en el argumento en 2008 e incluso participaron en una gira por países árabes para encontrar inversores.

«Estuvimos también juntos en una visita privada a la Alhambra para las localizaciones del filme», recordó ayer a IDEAL Soler, que señaló el gran proceso de documentación que completó sobre este episodio y que también se tradujo en su novela ‘Boabdil: Un hombre contra el destino’. Aquella visita fue en 2011, pero las primeras informaciones sobre este proyecto de Antonio Banderas se publicaron en 2006, aunque no fue hasta 2008 cuando el acto y director empezó a ofrecer públicamente detalles sobre la película. Por entonces apuntó que había conseguido una financiación importante pero los inversiones le imponían rodar la película en inglés, por lo que anunció que seguiría buscando apoyos porque su intención era rodarla en árabe y castellano, los dos idiomas de aquella época.

Banderas siempre ha destacado sobre este película que cubriría «un campo importante del mundo del cine pues es una película épica, romántica y al mismo tiempo permite reflexionar sobre la bipolaridad actual que se está dando entre árabe y occidental desde la perspectiva de hace 500 años de historia».

Aunque se basará en los hechos históricos también lo hará en la leyenda popular. De hecho, en su momento, Soler hizo el cuerpo central del guión y Banderas le añadió y recortó algunos detalles luego rematados por el novelista. Según adelantó el propio Soler en una entrevista publicada en el diario SUR en octubre de 2009, Boabdil es «una historia que se lleva al mundo actual, al fundamentalismo, que es lo que desemboca en tragedia». El sultán de la Alhambra «sería lo que hoy consideramos un árabe moderado, tolerante, que cree que pueden convivir diferentes culturas». En paralelo hay otro personaje en el lado cristiano, el Gran Capitán, que para Soler fue «un gran descubrimiento y que también es defensor de la tolerancia». Ellos representan la moderación, mientras que la madre de Boabdil y los asesores de los Reyes Católicos representan el fundamentalismo en ambos bandos.

En principio el rodaje se iba a iniciar en 2010, pero el proyecto quedó aparcado por falta de financiación. Ahora Banderas vuelve a la carga con una película para que la firma Kandor Moon –empresa granadina de animación gráfica en la que participó como socio Banderas– llegó a modelar recreaciones de los efectos especiales de escenas en la Alhambra.

Fotos

Vídeos