ARCO otea el futuro con ojos de mujer

El director de ARCO, Carlos Urroz, el presidente de Ifeema, Clemente González Soler, y Chus Martínez, comisaria del programa 'El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer'. /Fran del Olmo (Efe)
El director de ARCO, Carlos Urroz, el presidente de Ifeema, Clemente González Soler, y Chus Martínez, comisaria del programa 'El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer'. / Fran del Olmo (Efe)

Ocho comisarias están al frente de los programas estelares la feria que, sin país invitado, acoge a 208 galerías de 29 países

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

«El futuro no es lo que va a pasar, es lo que vamos a hacer». Esta propuesta de Chus Martínez es la viga maestra que sostiene y da sentido a la 37 edición de la feria internacional de arte contemporáneo, ARCOmadrid. Un certamen que no tendrá esta vez un país invitado -ya ocurrió hace dos años- y que se tematiza para atisbar el futuro con ojos de mujer e indagando en el presente. Ocho comisarias están al frente de los programas estelares de una feria de busca de nuevo al coleccionista joven y no renuncia a ser un puente con hispanoamérica.

Entre el 21 y 25 de febrero acogerá a 208 galerías de 29 países, de ellas 49 nuevas en la gran cita del arte contemporáneo. El programa general acoge 160 galerías, a las que suman las 51 de lo tres programas comisariados por mujeres: 'Futuro', 'Diálogos' y 'Opening'.

Con este acentuado protagonismo femenino, ARCO ofrecerá piezas de miles de artistas consagrados y emergentes, con precios entre los mil euros y los 2,5 millones por los que Leandro Navarro ofrecerá en su galería un bodegón de Picasso de 1938. El presupuesto no se altera y vuelve a estar en torno a los 4,5 millones de euros. «Mantenemos el tamaño y elevamos la calidad», asegura Clemente González Soler, presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA, que espera superar los 100.000 visitantes y mejorar las ventas.

Chus Martínez, directora de Institute of Art at the FHNW Academy of Art and Design (Basilea), comanda el triunvirato de comisarias 'futuristas' en las que ha confiado Carlos Urroz, director del certamen desde hace ocho años, para el programa más relevante de los tres comisariados. «ARCO siempre se adelanta al futuro y su presente son las mujeres», dijo Urroz al destacar el «sustancial» incremento de la presencia femenina entre artistas, galeristas, comisarias. También en los premios al coleccionismo, que recaen este año en Alicia Koplowitz y Ella Fontanals Cisneros.

«Deberíamos hablar de arte y no de paridad, pero la paradoja es que también debemos hacerlo porque es importante», dijo Chus Martínez que ha conformado equipo con Elise Lammer, comisaria de Kunstverein SALTS (Basilea) y Rosa Lleó, directora y comisaria de The Green Parrot (Barcelona). Con su selección de 19 galerías y otros tantos artistas, pretenden convertir a la feria en un «espacio que nos permita imaginar, producir y proponer una visión de la complejidad que nos espera».

María Corral, Lorena Martínez de Corral y Catalina Lozano estarán al frente de 'Diálogos', con 13 galerías. 'También' son mujeres las comisarias de 'Opening': Stefanie Hessler e Ilaria Gianni, que han seleccionado 19 galerías jóvenes -con menos de siete años de trayectoria- y que representan a artistas emergentes.

Nacionalismos cuestionados

«Los nacionalismos en el mundo del arte están más en cuestión que nunca», afirmó Urroz para justificar su decisión de renunciar a un país invitado -se hizo ya en 2106 y con el parecido lema 'Imaginando otros futuros'-, aunque «eso no significa que no se recupere la fórmula». La actual formulación es «un reto», con nueva distribución de los espacios «pero sin olvidar nunca que ARCO es una feria y que los galeristas vienen para vender sus piezas a los coleccionistas», dijo Urroz. Destacó que el mercado del arte español «se constata una recuperación y un especial dinamismo en las ventas».

Latinoamérica será de nuevo una presencia crucial, con 35 galerías de una decena de países del otro lado del Atlántico y con especial protagonismo para Brasil, que concurre con 15 galerías. «Queremos proyectar nuestra posición única como referente latinoamericano en Europa», planteó Urroz. En paralelo a la feria, Madrid acogerá muestras de artistas como Doris Salcedo (Palacio de Cristal), William Kentridge (Reina Sofía) y mostrará las colecciones de galeristas como Helga de Alvear (Centro de Arte Alcobendas) o Soledad Lorenzo (Reina Sofía).

Sin miedo

Se cuidará a los nuevos coleccionistas, destacando la oferta de piezas por debajo de los 5.000 euros con el programa y la etiqueta #mecomprounaobra. «Queremos que se pierda el miedo a coleccionar y facilitar las adquisiciones en ese contexto de recuperación económica», insistió Urroz. Eso no supone desatender al colectivo VIP, los 300 grandes coleccionistas y los 200 profesionales de más de 40 países que invita ARCO y para los que, como siempre, hay un programa de acceso privilegiado a la feria y visitas exclusivas a instituciones y colecciones privadas.

Ofrece de nuevo ARCO el servicio gratuito de asesoramiento para la compra de obras de arte -First collector by Fundación Banco Santander- y se potencia el programa Young Collectors para invitar a una treintena de jóvenes coleccionistas internacionales.

La venta anticipada de entradas -con un precio de 20 euros- ha registrado un incremento del 21%. La entrada general costará 40 euros sólo en dos de las tres jornadas de apertura de la feria al público en general -23, 24 y 25 de febrero-, ya que el día de clausura se rebajará a 30 euros.

Fotos

Vídeos