Amelina Correa deja la cátedra Federico García Lorca de la UGR

La catedrática de la Universidad de Granada Amelina Correa en la biblioteca de su casa./RAMÓN L. PÉREZ
La catedrática de la Universidad de Granada Amelina Correa en la biblioteca de su casa. / RAMÓN L. PÉREZ

En apenas dos años había creado un público fiel a sus propuestas universitarias | La profesora, una de las grandes especialistas en literatura española del claustro granadino, ha desarrollado una intensa actividad en una de las cátedras clave de la UGR

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGranada

Amelina Correa ha presentado el pasado viernes día 1 su renuncia como directora de la cátedra Federico García Lorca, una de las más importantes y con mayor tradición de la Universidad de Granada (UGR). La profesora, que ha estado al frente del órgano desde que fuera nombrada por la rectora Pilar Aranda en octubre de 2015, deja el cargo por motivos personales y seguirá vinculada al claustro como catedrática de Literatura Española.

De baja en estos momentos debido a una operación quirúrgica, su labor al frente de la cátedra ha seguido siendo efectiva como se ha podido comprobar en los últimos ciclos organizados por el órgano universitario. De hecho, hace tan solo unas semanas, era la propia catedrática la que ponía punto y final a los actos organizados con motivo del bicentenario del nacimiento de José Zorrilla y el recuerdo de su coronación como poeta en Granada, y suyos han sido los estimulantes textos de presentación a cada una de las actividades del reciente ciclo lorquiano en La Madraza.

Dependiente del vicerrectorado de Extensión Universitaria, la de Federico García Lorca es una de las cátedras con más peso de la UGR. Al frente de ella han estado figuras como Andrés Soria Olmedo, Juan Carlos Rodríguez, Antonio Carvajal o Juan Varo Zafra, último titular antes de la llegada de Amelina Correa.

Ángeles Mora, Ana Rossetti o Ian Gibson han protagonizado ciclos de la cátedra

Nombrada por Pilar Aranda, la profesora granadina se hizo cargo de un espacio al que ha querido dotar de una vocación de apertura a las propuestas de pensamiento y reflexión sobre las letras en su sentido más universal, desde una perspectiva histórica, crítica y teórica.

Correa implementó un importante programa de actividades con una especial atención a las efemérides que permitió al público acercarse en profundidad y desde múltiples perspectivas a la vida y obra de autores como Teresa de Jesús, Ángel Ganivet, Francisco Ayala, Miguel de Cervantes, William Shakespeare, Rubén Darío, Valle-Inclán, Manuel Machado, Francisco Nieva, Gloria Fuertes o Miguel Hernández.

En los últimos meses, de hecho, la cátedra ha tenido un papel protagonista en celebraciones como las del centenario de la publicación del libro 'Diario de un poeta recién casado' de Juan Ramón Jiménez o el centenario de la presencia de Federico García Lorca en la Alpujarra.

Durante los dos últimos años han sido muchas y de muy distintos ámbitos las personalidades que han pasado por los diferentes ciclos organizados por la catedrática. Antonio Rodríguez Almodóvar, Ana Rossetti, Jenaro Talens, Antonina Rodrigo, Luis Antonio de Villena, Ángeles Mora, Fanny Rubio, Luis García Montero o Ian Gibson fueron algunos de los protagonistas invitados por la UGR.

También importantes conferenciantes han hablado al público de Granada en los actos organizados a través de la cátedra. Rosa Navarro Durán, Fernando García Lara, Pilar Hidalgo, Ángel Gómez Moreno, José Carlos Rovira, Ricardo de la Fuente, Margarita Santos Zas o Javier Blasco, uno de los más recientes, pudieron acercar a la audiencia sus conocimientos sobre los más importantes autores del país.

Además, en línea con el espíritu del poeta que da título a la cátedra, Amelina Correa programó también con éxito de crítica y público espectáculos en vivo de música y poesía.

Gran especialista

Poeta y académica, Amelina Correa (Granada, 1967) es doctora en Filología Hispánica por la UGR. Tras ocupar puestos docentes en universidades como Almería y Sevilla, regresó a Granada, donde es catedrática de Literatura Española en su Universidad.

Está considerada como una de las figuras más brillantes del claustro nazarí gracias, entre otras razones, a la importante labor desarrollada en la recuperación de escritores del patrimonio literario español.

En ese ámbito, la profesora ha realizado grandes aportaciones a la hora de poner en valor a figuras como Alejandro Sawa, escritor sevillano que inmortalizó Valle Inclán en el personaje de Max Estrella; Isaac Muñoz, autor granadino y uno de los grandes exponentes del decadentismo modernista; o Carmen Espejo, activa escritora en la Granada literaria del siglo XIX cuya vida y obra había caído prácticamente en el olvido.

También de especial relevancia es su libro 'Plumas femeninas en la literatura de Granada (siglos VIII-XX)', publicado en 2002 y referencia ineludible a la hora de conocer la vida y obra de todas las autoras de la provincia de las que se tienen constancia.

Fotos

Vídeos