La ambición de un evento único

Juan Habichuela Nieto cerró con una ‘Rondeña’ el acto de presentación en Granada./Ramón L. Pérez
Juan Habichuela Nieto cerró con una ‘Rondeña’ el acto de presentación en Granada. / Ramón L. Pérez

Pablo Heras-Casado apuesta por crear «el mejor Festival del mundo» en Granada | Doble acto en Madrid y la capital para presentar diecisiete días llenos de música, danza y flamenco, con protagonismo para Debussy y la Alhambra

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

La Alhambra y Francia –particularmente Debussy, de cuya muerte se cumple el centenario– son las dos grandes protagonistas de la sexagésimo séptima edición del Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Como ya adelantó IDEALel pasado 13 de enero, el programa presentado a mediodía de ayer en Madrid y por la noche en el Carmen de los Mártires tiene al país vecino, sus autores y la fascinación por el monumento nazarí por excelencia como grandes hilos conductores.

Debussy es también la estrella del programa inaugural, con el propio Pablo Heras-Casado al frente de Les Siècles, una de las orquestas europeas de más ancho recorrido. Aunque el compositor de Saint-Germain en-Laye jamás pisó nuestra ciudad, su intensa amistad con Manuel de Falla dio origen a un repertorio con fuertes influencias hispanas, que luego incidirían en la fascinación de otros compositores por el embrujo de nuestro país y su exotismo. El programa inaugural incluye el ‘Preludio a la siesta de un fauno’; ‘Iberia’ de sus ‘Imágenes para orquesta’;‘La mer’ y ‘Premiére suite d’orchestre’, lo que supone un cuadríptico que ofrece una visión global de la obra del compositor francés.

También muy francesa la primera mañana de los conciertos gratuitos de San Jerónimo, con el Ensemble Aedes y su director Mathieu Romano, con obras de Poulenc, Tomás Luis de Victoria y Pau Casals. Un salto en el tiempo entre el Renacimiento y lo contemporáneo, no exento de interés. Para la primera noche de danza, el sábado, vuelve la hija pródiga Blanca Li, con ‘Diosas y demonias’, una coreografía propia compartida con su coprotagonista María Alexandrova. Un montaje ya visto en varios escenarios europeos e incluso españoles, con música de Tao Rodríguez y un despliegue de vestuario con nombres como Jean Paul Gaultier, Stella McCartney o Azzaedine Alaïa. Sin duda, uno de los programas que van a levantar mayor expectación.

El domingo 24, Les Siècles, ya con su fundador y director titular, François Xavier Roth y el pianista Jean-Effam Bavouzet, acompañados por el Coro de la OCG, volverán sobre Debussy para interpretar ‘Marcha escocesa, sobre un tema popular’ y ‘Nocturnos’, además de las ‘Variaciones sinfónicas’ de César Franck y la ‘Bacanal’ de la ópera ‘Sansón y Dalila’ de Saint-Saëns.

Sin salir de Debussy, el Ballet Real de Flandes mostrará el lunes 25 ‘Faun’, a partir del ‘Preludio...’;‘Chronicle’, con música de Wallingford Riegger, y ‘El pájaro de fuego’. La primera y la tercera obras las ha coreografiado el propio director Sidi Larbi Cherkaoui. Y otra versión de ‘El pájaro...’, será la propuesta infantil de la compañía italiana Giocco Vita, donde el teatro de sombras y la música se funden en una propuesta muy interesante, entre los días 26 y 28. El 26 actúa Pierre Laurent Aimard, y el 27 habrá triple cita en el programa principal. Amén de la repetición del espectáculo para ‘peques’, el guitarrista Pablo Sáinz Villegas tocará obras de Albéniz, Enrique Granados, Ángel Barrios y Tárrega en el Corral del Carbón, mientras que en la Plaza de los Aljibes, Pepe Habichuela y Juan Habichuela Nieto presentan el programa ‘Dos tiempos, dos guitarras’.

Petibon y Gergiev

El jueves 28, la gran estrella será la soprano Patricia Petibon, con un amplio repertorio que irá de Falla a Bernstein, pasando por Turina y Debussy –claro–, acompañada al piano por Susan Manoff. Y para el 29, llegan los Zapico. El viernes en formato dúo actuarán Daniel y Pablo en el Corral del Carbón, y sábado y domingo con su grupo Forma Antiqva, en las matinales de San Jerónimo y el Hospital Real. La deuda saldada con María Pagés en el Generalife abre la puerta al fin de semana de Gergiev y el Mariinsky, con obras de Glinka y Rimski-Korsakov el sábado y de Prokofiev y Shostakovich –incluyendo la monumental ‘1917’– el domingo, con el violinista armenio Sergey Khachatryan como solista.

Para la última semana del evento, el Premio Nacional de Danza Manuel Liñán trae su ‘Nómada’ al Isabel la Católica, compartiendo cartel con Pierre Hantaï en el Falla. El martes 3, el gran estreno, encargo del Festival, con la cantaora Rocío Márquez –tercer año consecutivo en el evento– y el uruguayo Jorge Drexler, con ‘Aquellos puentes sutiles’. El miércoles 4, el Cuarteto Quiroga dibuja ‘La larga sombra de Debussy’ en el Patio de los Arrayanes, con obras de Turina, Ravel, Rodolfo Halffter y Ginastera. El jueves 5, en el Generalife, la Compañía Nacional de Danza presenta su coreografía ‘Carmen’, creada por el maestro Johan Inger. Para el viernes 6, la segunda cita con Pablo Heras-Casado en la tarima, al frente de la OCGy con el tenor polaco Piotr Beczala, con un programa que incluye ‘Memoria del rojo’, una evocación alhambreña del compositor contemporáneo gaditano José María Sánchez Verdú. Además, se interpretarán obras de Haydn, Mozart, y repertorio francés para tenor y orquesta, aún por determinar.

El último fin de semana queda para laReverdie, grupo especializado en música medieval, quien ofrecerá la postrera función matinal en San Jerónimo el sábado 7; para las Estrellas del Ballet de la Ópera de París, celebrando el centenario de la visita de los ballets rusos y un programa donde vuelve a aparecer el ‘Preludio...’ de Debussy, y el domingo, para la Philharmonia Orchestra con Esa Pekka Salonen y la ‘mezzo’ Michelle DeYoung, con la ‘Tercera’ de Beethoven y fragmentos de ‘El ocaso de los dioses’ wagneriano. Vayan entrenando, porque el 14 de marzo a primera hora comenzará la carrera, siempre frenética, para conseguir las entradas. El precio, entre los 85 la más cara y los 8 euros, a más barata.

Fotos

Vídeos