Amargo, de plata y sol naciente

Rafael Amargo, en el centro, junto a parte del elenco que le acompaña en Japón./KANA KONDO
Rafael Amargo, en el centro, junto a parte del elenco que le acompaña en Japón. / KANA KONDO

El bailaor granadino celebra este mes sus bodas de plata en Japón y prepara un abanico de espectáculos de cara a su regreso a España

P. RODRÍGUEZGRANADA

25 años no son pocos. Lo sabe Rafael Amargo, que regresa a Japón para conmemorar las bodas de plata de su relación artística con el país del sol naciente. El coreógrafo y bailarín granadino lleva varios días en cartel en el mismo teatro que le abrió las puertas por primera vez con un espectáculo conmemorativo en el que le acompaña una pequeña tropa de talentosos y aguerridos artistas granadinos.

Convertido en ídolo de la danza de hoy, recuerda perfectamente cómo llegó a Tokio la primera vez para aprender y triunfar. Japón fue un mundo deslumbrante para él, como ha dejado ver en numerosas entrevistas realizadas a lo largo de estos años. Allí trabajó, allí se adentró en una cultura fascinante de la que ha dejado pequeñas gotas en otros montajes posteriores y allí triunfó. La experiencia le sirvió para afianzar la idea de que el arte, bien hecho y con buena base, no tiene fronteras.

Ahora vuelve al país del sol naciente para renovar el éxito y lo hace con Granada a su lado. Con él están figuras como la bailaora Irene 'La Garnatilla del Albaicín' -a la que ha apadrinado sobre las tablas niponas-, la cantaora hueteña Marta 'La Niña', el guitarrista Pablo Fernández 'El Gato', la bailaora Naike Ponce -gaditana, pero formada en la capital nazarí- y Olga Llorente. Todos ellos, nombres conocidos de la escena granadina, se han asociado a un Rafael Amargo que se encuentra a un gran nivel. El artista ha asegurado que están muy contentos en Japón y que el ambiente del equipo es sensacional: «¡Vamos todos los días al tablao en bicicleta, es una pasada!», cuenta.

Un elenco de artistas granadinos acompaña a Rafael Amargo en su regreso a Japón

El coreógrafo celebra que el espectáculo está teniendo una gran acogida y ha querido agradecer a los japoneses Naoyuki Muramatsu y Takayo Muramatsu, dueños de Garlochí, su trabajo.

2018, año de proyectos

El coreógrafo prepara una batería de proyectos para este 2018. El primero de ellos es el estreno de las 'Variaciones Goldberg'. El espectáculo, basado en la célebre obra del compositor Johann Sebastian Bach, cuenta con la dirección de Juan Estelrich, con quien el granadino ha colaborado en otras ocasiones -'Poeta en New York', 'DQ' y 'Enramblao'-.

Asimismo, Amargo está preparando también un espectáculo de payasos. Se trataría de la primera inmersión que haría en este género. El montaje, del que se sabe que llevará por título 'Chufla', estará dirigido por Alfredo Tobia, más conocido como Leo Bassi, y contará con figuras como Manuel Tallafé (El Día de la Bestia), Tomasito y Oriol (Els Comediants).

El coreógrafo, con nuevas producciones en 2018, sueña con participar en el Festival

2018 también será año de estrenos en los televisivo. Rafael Amargo participará en un nuevo programa en la parrilla italiana, donde es una de las caras más conocidas del país transalpino tras su papel como jurado de 'Baillando con estelle', la versión italiana del programa '¡Mira quién baila!'.

Además, para culminar, en febrero el bailarín recibirá de manos de los Reyes la Medalla de Oro de las Bellas Artes en una cita que este año acoge la ciudad de Málaga.

Buenos tiempos para el bailarín, que reconoce estar muy ilusionado con los proyectos previstos para este curso. El artista no se quita Granada de la cabeza y asegura que le encantaría poner el broche de oro en la capital nazarí. Su sueño, y así lo manifiesta, es regresar a la ciudad y participar en el Festival de Música y Danza con algunas de las nuevas producciones. Para eso trabaja un Amargo que ha empezado el año de plata y sol naciente.

Fotos

Vídeos