La primavera 'desembarca' en San José llenando el Cabo de Gata de actividad

Un momento del desembarco celebrado en la localidad nijareña de San José. /ASOCIACIÓN DESEMBARCO PIRATA
Un momento del desembarco celebrado en la localidad nijareña de San José. / ASOCIACIÓN DESEMBARCO PIRATA

La iniciativa fue el plato fuerte de las fiestas de la barriada nijareña

MARÍA PAREDES MOYAALMERÍA

Soldados, piratas y aldeanos, todos ataviados según la moda del siglo XVIII participaron el sábado en la tradicional actividad que organiza la Asociación Desembarco Pirata de San José como entrada oficial de la primavera en el Parque Natural Cabo de Gata Níjar. Una iniciativa dirigida por Alberto Javier Montals que demostró, una vez más, que este espectáculo depara cada año nuevas sorpresas que hacen que miles de espectadores, autóctonos y visitantes, no quieran perdérsela.

En concreto, más de cinco mil personas esperaban desde primeras horas de la tarde el inicio de una representación que recrea lo que pudo ser un ataque corsario en el siglo XVIII a la costa nijareña.

Los piratas volvían a la playa de San José para sorprender a todos los aldeanos que se hallaban de celebración y, en un giro inesperado, este año decidían llevarse consigo a la marquesa. Una acción que sublevó al pueblo y provocó la entrada de la milicia, que defendió en una lucha feroz, cuerpo a cuerpo, a este personaje de la historia, consiguiendo un año más derrotar a los piratas.

De esta manera se inauguraban, además, las fiestas de la localidad nijareña, cuya alcaldesa, Esperanza Pérez Felices, dio la enhorabuena a los organizadores, reconociendo especialmente el trabajo de su presidenta, Marga Estebaranz, y poniendo de relieve uno de los momentos álgidos de estos días. No en vano, recordó Esperanza Pérez, «el desembarco Pirata ha sido declarado por el Ayuntamiento de Níjar como Fiesta de Interés Turístico y, sus organizadores, reconocidos por su labor en pos de la economía, vinculada al turismo y la cultura en los II Premios Comarca de Níjar».

Y es que, tal y como explicó, «tenemos que valorar la capacidad de la Asociación Desembarco Pirata para movilizar a todo un pueblo ya que son más de 250 las personas que participan en esta actividad, que se ha convertido en una seña de identidad y en una cita ineludible para miles de almerienses».

Todo estaba, además, controlado. El Ayuntamiento de Níjar había establecido un plan de autoprotección y emergencias en el que se ha contado con dispositivos de la Policía Local, Protección Civil, voluntarios y ambulancias, a fin de establecer la seguridad en un evento que congrega a miles de personas con el fin de evitar incidentes. También se contó con medios técnicos y humanos que permitieron el desarrollo de esta fiesta en la localidad.

Y, tras la representación, la jornada finalizó con un pasacalles de luces e imágenes del grupo La Duda Teatro para dar paso a la verbena en la plaza Génova de la localidad.

Fotos

Vídeos