'La niebla y la doncella' llena de dramatismo y suspense la tercera jornada de Ópera Prima

La actriz Sanny van Hateren y el director Andrés Koppel./IDEAL
La actriz Sanny van Hateren y el director Andrés Koppel. / IDEAL

El director de la cinta y una de sus protagonistas presentaron ayer la película, que compite en la sección de largometrajes

MARÍA PAREDES MOYAALMERÍA

El dramatismo del paisaje de La Gomera y el suspense del guión de 'La niebla y la doncella' protagonizaron ayer la tercera jornada del Certamen Nacional de Ópera Prima del Festival Internacional de Cine de Almería -Fical-. El director de la película, Andrés Koppel, y la actriz Sanny Van Hateren fueron los encargados de presentar en el patio de luces de Diputación el trabajo que, horas después, se proyectó en el Teatro Cervantes.

El director del festival, Enrique Iznaola, fue el encargado de moderar el encuentro con los medios en el que Koppel confesó que el proyecto le llegó en su condición de guionista -ya que adaptó la obra de Lorenzo Silva- y de canario, puesto que la película se desarrolla en la isla más agreste del archipiélago.

El cineasta reconoció que 'La niebla y la doncella' supuso «un reto, un privilegio y, ante todo, una gran oportunidad» poder rodar «un thriller naturalista contado desde la perspectiva de la tranquilidad de una investigación policial en la que se lucha por buscar la verdad en una isla en la que se ocultan muchos secretos».

Koppel resaltó , además, que Almería tiene un valor añadido dentro de la industria cinematográfica: «Forma parte del imaginario de muchas de las grandes películas que componen la historia del cine. Siempre está en la mente de los directores y productores a través de muchas y muy buenas películas. Es una localización que se representa a sí misma dentro de las historias. Es fundamental que la gente venga a contar historias y que los directores almerienses puedan contarlas».

Reveló, por último, que «la sinergia entre literatura y cine es muy interesante para la industria, puesto que los escritores son los grandes prescriptores de la cultura».

La actriz Sanny van Hateren reveló, por su parte, cómo su vida ha influido a la hora de preparar el papel de un personaje que ha sufrido la pérdida de un hijo puesto que «es lo peor que te puede pasar en la vida. Desafortunadamente he perdido a gente muy cercana a mí y muy joven. Tuve que volver a meterme en ese sentimiento desgarrador. Dio la coincidencia de que, durante el verano del rodaje, viví una serie de secuencias en mi vida que eran una bofetada tras otra».

La intérprete agradeció, asimismo, a Koppel la oportunidad que le dio de poder rodar su primera película en España tras más de 20 años de carrera en Estados Unidos.

Fotos

Vídeos