La Fundación de Arte Ibáñez Cosentino sigue su apuesta por el Museo de Arte

Andrés García Ibáñez, tercero por la izquierda, y Fernández-Pacheco, en la prórroga del convenio./IDEAL
Andrés García Ibáñez, tercero por la izquierda, y Fernández-Pacheco, en la prórroga del convenio. / IDEAL

El alcalde de Almería y el director del ente prorrogan el convenio de colaboración para 2018

MARÍA PAREDESALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino han renovado su compromiso y el trabajo en común en torno al Museo de Arte de Almería en sus dos sedes, el Museo Doña Pakyta y el 'Espacio 2'. Un convenio que fue rubricado por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, y el presidente de la Fundación, Andrés García Ibáñez, con la presencia del concejal responsable del Área de Cultura, Educación y Tradiciones, Carlos Sánchez, y el director del Museo de Arte, Juan Manuel Martín.

El alcalde mostró su satisfacción por «formalizar la relación que mantenemos desde hace tiempo desde el Ayuntamiento y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino. La red de museos de la ciudad es extensa y ofrece un amplio margen de desarrollo y la mejor manera de que los proyectos salgan bien es asociarse con los mejores y en este ámbito no hay nadie mejor que todo el equipo de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino».

Fernández-Pacheco consideró que, hasta la fecha, «el balance que hacemos es muy positivo. Tanto el Espacio 2 como la casa de Doña Pakyta se han consolidado como referentes del arte dentro de nuestra ciudad. Existía un vacío cultural en este aspecto que ellos han sabido llenar. Estamos contentos y por ello somos ambiciosos y queremos crecer. El proyecto de ampliación de Doña Pakyta para poner en funcionamiento tanto el sótano, como la buhardilla, como los jardines de atrás y que el proyecto cultural siga creciendo está ya en redacción por el arquitecto almeriense Ramón de Torres. Nuestra idea es licitar la obra lo antes posible».

Por su parte, García Ibáñez apuntó que «Almería necesitaba un museo dedicado al arte almeriense, era una vieja reivindicación de un sector de la cultura y nosotros, modestamente, aportamos una colección que no existía, ya que los fondos del Ayuntamiento solo cubrían una parte de los autores, no todos los necesarios para representarlos en un Museo. Gracias a esa suma de energías y voluntades se consiguió establecer ese Museo de dos espacios. Al incorporar el antiguo CAMA al Museo de Arte de Almería nos ha permitido dinamizar, hacer exposiciones temporales, lo que un museo tiene que tener, un calendario de actividades además de su colección permanente», concluyó.

Fotos

Vídeos