Una exposición muestra las propuestas para la rehabilitación del Torreón de San Miguel en Cabo de Gata

Una exposición muestra las propuestas para la rehabilitación del Torreón de San Miguel en Cabo de Gata

Carolina Lafita destaca que "el estudio ganador, Cano Lasso, une la recuperación turística, con un atractivo visual y protección del entorno"

EUROPA PRESSALMERÍA

El Ayuntamiento de Almería, con el asesoramiento del Colegio de Arquitectos, ha organizado un concurso de ideas en referencia a la rehabilitación del Torreón de San Miguel de Cabo de Gata cuyas propuestas finalistas, un total de doce, han sido puestas al público este viernes en una exposición.

La sesión fue inaugurada por la concejala de Promoción de la Ciudad, Carolina Lafita, quien agradeció al Colegio de Arquitectos su "excelente trabajo y al casi centenar de arquitectos que presentaron proyectos al concurso", siendo finalmente el ganador el arquitecto Alfonso Cano Pintos del Estudio Cano Lasso, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

"Almería tiene unos valores desde el punto de vista turístico, cultural y medioambiental únicos, que debemos enseñar a los posibles visitantes. Pero nuestra propuesta turística debe ir de la mano de la sostenibilidad. Hacer compatible la protección del entorno y la generación de empleo en el sector del turismo. Cabo de Gata es nuestra joya de la corona y también donde más atención debemos prestar para un desarrollo turístico sostenible", ha añadido.

Para Lafita, la propuesta ganadora reúne "la esencia de este planteamiento: permite recuperar turísticamente este monumento; le da una funcionalidad como sala de exposiciones; es muy atractivo visualmente con la creación de unos elementos livianos que representan barcas varadas en la arena y acogerán la oficina de turismo; y ofrece soluciones para la protección del entorno, alejando los aparcamientos de coches y recuperando la vegetación autóctona".

Por su parte, el presidente del Colegio de Arquitectos, José Díaz, ha explicado que "con esta exposición queremos dar visibilidad a los proyectos que se han presentado, pues es una arquitectura en positivo que da respuesta a las necesidades de la sociedad, en este caso de la petición que nos realizó el Ayuntamiento".

El ganador del concurso de ideas es el arquitecto Alfonso Cano Pintos, cuyo padre, Julio Cano, proyectó en Almería la Universidad Laboral de Almería con Alberto Campo Baeza. Pedro Francisco Martínez Moreno, arquitecto almeriense, quedó en segundo lugar y en tercero, un estudio ubicado en Granada y compuesto por cuatro arquitectos, Pablo Laguna, Álvaro Calvo, Antonio Merina y Cayetano de la Torre, y la historiadora del Arte Julia García González.

"Espacio expositivo e inicio de un itinerario"

El Estudio Cano Lasso ha ideado el Torreón de San Miguel como espacio expositivo e inicio de un itinerario por Cabo de Gata, incorporando tres elementos livianos en el entorno, como barcas varadas en la arena, que se destinarán a oficina de turismo, aseos y almacén. Además, propone llevarse los aparcamientos más cerca del espacio urbano y recuperar la vegetación del entorno.

El arquitecto Alfonso Cano ha explicado que "lo que hemos buscado es recuperar una torre que durante más de 250 años ha sido capaz de desafiar la acción del mar, el viento y de los hombres, a la vez que controlar el flujo de la gente, potenciando el aparcamiento fuera del entorno y construyendo un camino de madera, que también servirá de barrera, a la vez que desarrollar la vegetación de esta zona de la playa".

"Nuestro proyecto contribuirá a liberar la torre de su enclaustramiento, potenciando la imagen de elemento solidario que emerge de la arena de la playa. La Oficina de Información Turística se sitúa fuera de la torre, dejando la planta baja de ésta como sala audiovisual que permita envolver al visitante con los espacios singulares del parque natural, mediante proyección circular en las paredes de la torre", ha añadido.

Asimismo, el proyecto busca "la recuperación de la torre mediante la mínima actuación, realizando sólo operaciones necesarias para garantizar la durabilidad, usando sólo materiales originales o compatibles con los mismos; proteger la seguridad de los visitantes mediante elementos metálicos finos y de elegante diseño; y convertir la cubierta en un excepcional mirador de la bahía, del cabo y de las salinas, disponiendo en ella telescopios e información que permita la interpretación de lo observado".

En la misma línea, el arquitecto ha manifestado que "se protege la playa de la entrada incontrolada de coches, para lo cual se prevén dos filtros, el vallado y acotado de áreas que permita a su vez la regeneración de vegetación autóctona y encintar con un camino de madera desde el acceso de la torre desde la carretera hasta el aparcamiento disuasorio en el borde del caso urbano", ha concluido.

Fotos

Vídeos