El artista Eduardo Cruz descubre las esculturas donadas a la ciudad

El artista, descubriendo la placa de la escultura en los jardines de Alcaldía./IDEAL
El artista, descubriendo la placa de la escultura en los jardines de Alcaldía. / IDEAL

'Navegando al viento' y 'Los amantes' se titulan las piezas que pueden visitarse en el Espacio 2 del Museo de Almería y en el de Doña Pakyta

M. P. M.ALMERÍA

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, descubrió ayer las dos esculturas donadas por el artista Eduardo Cruz a la ciudad de Almería y que ya se pueden visitar tras el acto en el que estuvo acompañado por el propio autor. Se trata de 'Navegando al viento' y 'Los amantes', que es el título de las dos esculturas del artista almeriense nacido en 1931 en Macael que han sido instaladas en el jardín interior del edificio de Alcaldía y en el del Museo de Arte 'Doña Pakyta', respectivamente.

'Los amantes' está hecha en mármol amarillo Triana, de canteras de Cóbdar y peana de mármol azul de Macael y representa uno de sus temas predilectos, donde el autor valora por igual la materia y el hueco.

'Navegando al viento' está realizada, por su parte, en mármol blanco de Macael y representa su tendencia hacia formas abstractas, aunque sin perder nunca sus vínculos con la realidad.

Tienen obras suyas desde Charlton Heston a Liz Taylor o el fallecido rey Fahd de Arabia

Eduardo Cruz Rubio es uno de los escultores fundamentales para el conocimiento de la historia del arte almeriense. De hecho, su obra está representada en la colección permanente de 'Doña Pakyta', junto a obras de Federico Castellón y Ginés Parra. En ella se exponen el dibujo 'Los amantes' y la escultura 'Pájaro volando'.

Se trata de un autor que forjó su carrera desde Buenos Aires y Los Ángeles, donde desarrolló una prolífica producción. Su amigo personal, el médico Blas Carrillo, que habló en su representación, destacó que se trata de un artista de alcance internacional puesto que «tienen obra suya desde Charlton Heston hasta Liz Taylor o el fallecido rey Fahd de Arabia Saudí. Todo el mundo le ha pedido obras. Tiene un mundo tan imaginario, es la escultura, el dibujo, la cerámica del niño elevada al arte y es lo que transmite la obra de Eduardo Cruz».

«El arte almeriense del pasado siglo XX no puede entenderse sin la obra de Eduardo Cruz. Ha forjado su carrera en Argentina y Estados Unidos y ahora tenemos la suerte de poder contar con él aquí en Almería», valoró el primer edil, que también mostró un agradecimiento «mío personal, institucional en nombre del Ayuntamiento de Almería y también de toda la ciudad. Para nosotros, poder contar con estas dos obras es un acto de generosidad por su parte, puesto que, lejos de querer venderlas, ha querido donarlas a la ciudad. Eduardo es un artista con mayúsculas y para los almerienses será un placer poder gozar de esta obra en la calle».

Fotos

Vídeos