La Alhambra inspira una muestra de arte emergente en La Madraza

El granadino Jacobo Castellano mira a la cámara durante la presentación de la muestra./RAMÓN L. PÉREZ
El granadino Jacobo Castellano mira a la cámara durante la presentación de la muestra. / RAMÓN L. PÉREZ

El Premio de Arte de Cervezas Alhambra expone la obra de sus cinco finalistas hasta el 18 de diciembre

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

La Alhambra ha sido fuente constante de inspiración de los artistas que la han visto o sentido en los últimos siete siglos. Es un vergel artístico que no se agota. Buena muestra de ello son los trabajos finalistas de la primera edición del Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente, que se muestran hasta el próximo 18 de diciembre en la sala de exposiciones de La Madraza.

Esta es la primera parada de una gira que llevará a las cinco obras finalistas por diversas ciudades de la geografía nacional. Desde su presentación en la pasada feria de arte contemporáneo ARCO, donde obtuvieron excelentes críticas, no se habían visto en toda su estupenda corporeidad, y la sala de exposiciones de La Madraza parece hecha para que el público las disfrute. De hecho, 'Lipogramas' de Alegría y Piñero, artistas de Córdoba y Cádiz respectivamente, aunque alumnos egresados ambos de la Universidad de Granada, ocupa una sala aparte donde se puede ver el conjunto creativo de una forma única.

A esta se unen 'Aljibe' del granadino Jacobo Castellano; 'Señas y sonidos del Palacio Rojo' (leones / reyes / abencerrajes), de José Miguel Pereñíguez -obra ganadora del Premio en su primera edición-; 'Pétalo, hueso, aguja, huso', de Miren Doiz, y 'Masa de infinita enormidad', creada por Teresa Solar Abboud.

La presencia de las obras en la capital granadina refuerza, según comentó ayer Laura Quero, directora de Consumo de Cervezas Alhambra, la unión de la marca con la ciudad que la vio nacer hace casi un siglo, en 1925. La comisaria de la muestra, Alicia Ventura, afirmó que este Premio «apuesta por un modelo de apoyo a la creación artística, coherente con unos valores y con una línea de entender la vida que invita a pararse, a tomarse el tiempo necesario para apreciar y disfrutar con los cinco sentidos y con el sexto sentido, el tiempo».

Proyección

Sin duda, los representantes en la selección final de obras que están vinculados a Granada han sabido conectar con el espíritu que emana del conjunto monumental situado en la colina de La Sabika. Así, Jacobo Castellano, 'greñúo' emigrado a Madrid, autor de 'Aljibe', recuerda que «seleccionaron a 30 artistas, y de ellos quedamos los cinco que estamos aquí. Estudié aquí, en Bellas Artes, y mi proyecto fin de carrera giró en torno al tratamiento que los árabes hacían del agua». A partir de aquí, surgió una propuesta que plasmó en unos planos, y que desempolvó cuando puso en marcha esta instalación.

Como curiosidad, es preciso señalar que en 'Aljibe' se ha utilizado parte de una tubería de época árabe encontrada en la propia ciudad, que corona la instalación, donde se incluyen también tejas en recuerdo de la pericia musulmana en su fabricación, amén de otros materiales, como la madera y el metal. La conexión con la artesanía local, uno de los requerimientos del premio, viene dada en este caso por un cuerno de llamada realizado con cerámica vidriada, y que evoca la llamada a la oración.

Las referencias a la geometría alhambreña, con elementos, como la estrella o las teselas, recurrentes en la decoración del monumento, completa una propuesta muy evocadora. Castellano prepara en estos momentos una gran exposición donde se verá lo más destacado de su obra, cuya inauguración está prevista para julio de 2018 en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, y que podría verse también en Vitoria el próximo otoño.

Por su parte, Alegría y Piñero partían de la poesía mural de la Alhambra, concretamente, de tres palabras inscritas en la Puerta de Comares, 'oriente', 'occidente' y 'horizonte'. A partir de la expresión vocal de dichas palabras, reproducidas en tres rodillos metálicos, se crean 36 combinaciones de yesería, que tienen la particularidad de reproducir los rostros integrados en los moldes con tan sólo pasar la mano por ellos. De este modo, se utilizan materiales presentes en la decoración del monumento para crear una metáfora comunicativa, de alto poder sugestivo.

Fotos

Vídeos