IMÁGENES DE ABRIL

EL SALTO DE AMOR DEL SISÓN

Un sisón macho se queda suspendido en el aire para llamar la atención de las hembras /FRANCISCO CONTRERAS PARODY
Un sisón macho se queda suspendido en el aire para llamar la atención de las hembras / FRANCISCO CONTRERAS PARODY

Entre tierras semiáridas del sureste ibérico, los sisones ultiman sus cortejos de apareamiento, los machos se esfuerzan en conquistar a su futura pareja

Un sonido corto, como un gorgojeo sencillo pero penetrante, se extiende por las llanuras áridas del antiplano y las comarcas del Poniente. Es el canto peculiar con el que los sisones macho, aves esteparias de tamaño medio, indican a las hembras que están dispuestos a formalizar relaciones, que quieren mostrarse y completar el cortejo. Cuando las hembras, de colores pardos, aparecen entre las hierbas, el macho de sisón, con su plumaje nupcial con collar de color morado y azul, abre sus alas blancas y se alza sobre el suelo. Ofrece a su futura pareja el mejor de sus saltos.

Aunque los sisones prefieren marcharse hacia territorios del centro de la península Ibérica para reproducirse, no todos lo hacen, y algunas poblaciones se mantienen en zonas del sureste ibérico

No es fácil captar la imagen de los sisones en pleno cortejo. Necesita de mucho tiempo de observación, ocultarse a la constante vigilancia de la bandada de aves y dejarles mostrarse en su plenitud.

El sisón (Tetrax tetrax) es un ave incluida en el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía y en el correspondiente a España, con la categoría de «vulnerable a la extinción». Según los científicos Hermenegildo Castro y Juan Manrique, autores de la ficha técnica incluida en este catálogo de especies amenazadas, «las poblaciones merman por la expansión de la agricultura intensiva, y el uso abusivo de agroquímicos, irrigación de zonas áridas, y en ocasiones, la captura ilegal que se produce durante periodos de caza permitida de otras especies». Y es que el sisón, a pesar de ser un ave vulnerable a la extinción, aún es considerada en algunas zonas como una excelente pieza de caza y son blanco de los disparos de muchos cazadores.

Las aves que llegan con el frío

Bandadas de sisones toman posiciones en la Vega, el Temple y el Altiplano de la provincia de Granada. Están en peligro de extinción, pero cada año aparecen en las estepas granadinas para mostrar el valor de sus territorios

Reportaje, datos científicos, fotos en Waste Magazine

Fotos

Vídeos