El desarrollo sostenible, futuro de las áreas protegidas

El desarrollo sostenible, futuro de las áreas protegidas

Deportes de invierno, turismo, y protección de la naturaleza toman el protagonismo de la mano de las instituciones que avalan el congreso de las montañas

JUAN ENRIQUE GÓMEZGRANADA

Granada se sustenta en sus territorios, áreas protegidas. Bajo la gran montaña nevadense late una estructura en la que conviven todos los sectores económicos, en la que habitan decenas de miles de personas y en la que cualquier desequilibrio afectaría de forma directa a la supervivencia, no solo de la biodiversidad que la puebla, sino de más de 60 municipios que forman el territorio de la montañas, y que a su vez es uno de los grandes atractivos turísticos, deportivos y un espacio para el conocimiento y la ciencia. Todos estos elementos forman el frágil conglomerado que sustenta el futuro de Granada.

El tándem desarrollo-sostenibilidad, el equilibrio entre el avance de la sociedad y la protección de la naturaleza se ha convertido en inseparable. Ese es el principal mensaje lanzado ayer por los responsables de las instituciones que avalan el Congreso Internacional de las Montañas, CIMAS, que con Sierra Nevada como base reúne en Granada a representantes de la ciencia y la gestión de estamentos de reconocimiento internacional, una cualidad que destacaba el vicerrector de Investigación, Enrique Herrera, al mostrar la amplia labor investigadora que realizan científicos de la UGR y otras universidades del sureste en Sierra Nevada, un trabajo en pro del conocimiento como base para la gestión del medio. El presidente de la Confederación de Empresarios de Granada. Gerardo Cuerva, expresaba la necesidad de preservar el valor de la naturaleza, y pedía no olvidar el necesario desarrollo económico y la puesta en valor de la riqueza natural que nos rodea. Un mensaje similar era lanzado por el secretario general de deporte y turismo de la Junta de Andalucía, que hacía ver la cualidad de las montañas, de Sierra Nevada, como aglutinadora del mundo deportivo, y el apoyo de todos sus sectores en la búsqueda del equilibrio y el respeto a los ecosistemas. Un territorio que para el presidente de la Diputación, José Entrena, supone una parte fundamental de la oferta de la provincia, en el que no se puede olvidar a sus habitantes, los pobladores de más de 60 municipios que son los primeros interesados en la supervivencia de su espacio natural, a quienes, asegura, se debe apoyar en sus proyectos y necesidades bajo el signo de la sostenibilidad.

Granada no sería posible sin Sierra Nevada, sin sus montañas. Es la afirmación del alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, que apuesta por el cuidado exquisito de sus ecosistemas, pero sin olvidar que se trata de una de las grandes ofertas turísticas, culturales y deportivas. Afirma que es posible conjugar el tándem desarrollo y equilibrio, y «como siempre hemos hecho, ser referencia para el mundo de la ciencia, como ocurre con este congreso».

La Consejería de Medio Ambiente es clave en la gestión de los territorios de montaña, su consejero, José Fiscal, recuerda que la comunidad andaluza aglutina el mayor número de espacios naturales protegidos de toda Europa, y que cuenta con dos de los más importantes parques nacionales de la península Ibérica, Doñana y Sierra Nevada (a punto de un tercero en la Sierra de las Nieves) y donde la montaña granadina es ejemplo de gestión sostenible y de calidad en la investigación científica, dos valores que se unen el Congreso de las Montañas.

Fotos

Vídeos