Susana Díaz sitúa la igualdad como “condición imprescindible para la convivencia”

La presidenta de la Junta de Andalucía ha ofrecido el tradicional discurso desde Medina Azahara/EFE
La presidenta de la Junta de Andalucía ha ofrecido el tradicional discurso desde Medina Azahara / EFE

La presidenta apuesta por “la recuperación de la convivencia cívica” y presume de la estabilidad política y económica de Andalucía

L.GLEZ.-S.SEVILLA

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, situó en su Mensaje de Fin de Año, emitido esta noche, que la "igualdad de derechos y de oportunidades" es "la condición imprescindible para una convivencia que se asiente en la evidente diversidad de España". La presidenta se mostró esperanzada en que en 2018 se logre restaurar “la convivencia cívica”, aunque desde el respeto a la ley.

En el mensaje emitido este año desde la ciudad califal de Medina Azahara, en Córdoba, Díaz dijo que el conjunto monumental, que aspira a ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, demuestra que “los enfrentamientos en el seno de las sociedades solo traen discordias civiles". Por ello, dijo "España necesita reformas para superar los problemas que hemos podido detectar en estos años", pero "reformas para mejorar, nunca para derribar todo lo que hemos conseguido los españoles durante este periodo de libertad".

En este debate territorial, advirtió, Andalucía hará oir su voz: "en esa singladura de cambios, Andalucía no será un pasajero más", dijo, y reclamó esta igualdad, “compatible con la diversidad”, que trasladó también al debate que se debe abrir “lo antes posible” para el nuevo sistema de financiación autonómica, donde dijo que por fin todos reconocen que Andalucía está discriminada.

La presidenta destacó la “gran preocupación” con que los andaluces han vivido la situación de Cataluña, envió a los catalanes "un mensaje claro y nítido de afecto y de amistad",y apostó por “que 2018 nos permita abrir una etapa que se caracterice por la restauración de la convivencia cívica y el fin de tantas desventuras y enfrentamientos", si bien desde “la voluntad de acuerdo y, necesariamente, desde el respeto a las leyes democráticas que todos nos hemos dado", porque, según ha advertido, "fuera de las leyes no encontraremos nada bueno".

Asimismo, Susana Díaz dijo que 2017 “ha sido un buen año para Andalucía, con estabilidad política, con crecimiento económico y del empleo y con conquistas sociales y culturales”, si bien “este dinamismo económico tiene que trasladarse más rápido y directamente hacia el bienestar de toda la ciudadanía, de manera que nadie quede excluido de los beneficios de ese crecimiento”.

Por ello, pese a que según la EPA, en Andalucía hay 160.000 parados menos que hace un año, "nadie puede sentirse satisfecho mientras tengamos unas cifras de desempleo que siguen siendo inasumibles".

La presidenta de la Junta elogió el esfuerzo de empresarios, emprendedores y autónomos andaluces por su iniciativa, su capacidad de innovación, su trabajo y su fuerza de voluntad para lograr avances para la sociedad, como refleja la marcha de las exportaciones andaluzas.

Fotos

Vídeos