Susana Díaz y Pedro Sánchez, juntos de nuevo en la Feria de Sevilla

Pedro Sánchez y Susana Díaz, en la Feria de Abril./EFE
Pedro Sánchez y Susana Díaz, en la Feria de Abril. / EFE

Los dos dirigentes del PSOE han coincidido en la caseta de la Asociación de la Prensa de Sevilla, aunque habían acudido por separado a la Feria

MARIA DOLORES TORTOSA

El calor después de las lluvias está permitiendo a los sevillanos disfrutar a tope de la Feria de Abril. Muchos famosos acuden a ella y también políticos. Esta mañana la han paseado Pedro Sánchez y Susana Díaz y de nuevo este encuentro ha acaparado toda la expectación. Cada uno ha ido a la Feria por separado, pero han coincidido como el que no quiere la cosa en la caseta de la Asociación de la Prensa de Sevilla, que este mediodía entregaba los premios 'Claveles' a la bailaora Matilde Coral y al humorista Manu Sánchez.

Primero llegó Susana Díaz acompañada por numerosos consejeros de su Gobierno, entre ellos el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, el de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, la de Salud, Marina Álvarez, la de Igualdad, María José Sánchez Rubio, y la de Hacienda, María Jesús Montero. Venían de pasear por la Feria y visitar otras casetas.

Después llegó Pedro Sánchez rodeado de una docena de fieles andaluces, entre ellos el miembro de su ejecutiva Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y de una nube de fotógrafos. Díaz se levantó y Sánchez le dio dos besos. «Hemos conseguido contar con una pareja difícil de unir», comentó al micrófono el presidente de la APS, Rafael Rodríguez.

Hace dos años Díaz y Sánchez volvieron a coincidir en la Feria, aquella vez en la caseta de la Ser. Estuvieron sentados un rato ante un plato de jamón, cerveza y vino manzanilla, pero todos los que compartieron la mesa admitieron la frialdad y tensión en el ambiente pese a que la presidenta estuvo con su hijo, entonces de apenas un año. Ya se masticaba la rivalidad que luego tendrían en las primarias socialistas de mayo de 2017 y que perdió la andaluza.

Esta es la segunda vez que Sánchez y Díaz coinciden en público al cumplirse un año de la pugna de ambos por liderar el PSOE. La primera fue el pasado enero en una conferencia que el secretario general de los socialistas pronunció en un hotel y en el que escenificaron romper el hielo. La relación nunca ha sido buena ni siquiera a partir de entonces, aunque este mediodía han intentado aparecer sonrientes y comedidos. Sánchez ha piropeado a Díaz, que llevaba un traje de flamenca blanco con lunares negros y flor roja en el pelo suelto. Apenas han hablado entre ellos y al terminar el acto de los premios y la foto de rigor con los premiados, Sánchez se ha acercado de nuevo a la presidenta andaluza para despedirse con otros dos besos. Sánchez le ha dicho algo al oído a Díaz y se ha visto a esta darle un toquecito con su mano en el hombro en apariencia cariñoso.

«Todo el que viene a la feria es bien recibido y si es mi secretario general, pues más», comentó Susana Díaz a los periodistas. Sánchez manifestó que mantiene «una muy buena relación de confianza» con Díaz, a la que apoya como presidenta y también su visita mañana a Mariano Rajoy.

El encuentro no ha sido programado. Sánchez comunicó que vendría a la Feria de Sevilla y en principio pensaba hacerlo el miércoles, pero al coincidir con la visita de la presidenta a la Moncloa para entrevistarse con Mariano Rajoy, decidió adelantarlo un día. En su equipo hay interés en que no se vea que visita Sevilla cuando Díaz no está. La apariencia de normalidad la han logrado, apunta una veterana socialista presente en el reencuentro, aunque los recelos siguen en el ambiente, reconocen otros.

Pedro Sánchez ha estado poco tiempo en la Feria. Después de verse con Susana Díaz acudió a la caseta de la UGT. Ha sido un entrar y salir como quien dice. «Tengo una agenda muy apretada», dijo a esta periodista

Fotos

Vídeos