Dos nuevos tratamientos beneficiarán a más de 5.000 diabéticos andaluces

Dos nuevos tratamientos beneficiarán a más de 5.000 diabéticos andaluces

La presidenta de la Junta se ha reunido en San Telmo con representantes de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía

E.P.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunció este miércoles a la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía (FADA) que la Consejería de Salud va a incorporar al sistema público dos nuevos tratamientos que permitirán mejorar la vida de más de 5.000 personas afectadas por esta enfermedad en la comunidad autónoma.

Según explicó en una comparecencia en el Palacio de San Telmo tras reunirse con representantes de la federación junto a la consejera de Salud, Marina Álvarez, los dos nuevos tratamientos que va a incorporar el Servicio Andaluz de Salud (SAS) son el denominado sistema 'Flash', un dispositivo que evita pinchazos en menores diabéticos y que se incluirá de forma inmediata, y la bomba sensor para pacientes con diabetes, cuya incorporación se hará de manera progresiva.

En concreto, el sistema 'Flash', que se implanta bajo la piel del brazo de niños de 4 a 18 años, beneficiará a 3.500 menores andaluces que podrán evitar hasta ocho pinchazos diarios para medir la glucosa, mientras que la bomba sensor alcanzará al 30 por ciento de los pacientes que tienen actualmente bomba de insulina. Durante su intervención,explicó que en las últimas semanas se han mantenido conversaciones con muchas familias con niños y adolescentes con diabetes que venían reclamando mejoras y la Junta ha "considerado dar un paso más para mejorar la calidad de vida de los mismos".

3,5 millones de euros

Susana Díaz destacó que la implantación de estos dos nuevos tratamientos, cuya incorporación ha sido consensuada con los profesionales sanitarios a través del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, supondrá la inversión de 3,5 millones de euros adicionales a lo ya consignado en el presupuesto de la Consejería de Salud para este año.

Por su parte, la consejera de Salud explicó que en el caso del sistema bomba sensor "la implantación es a partir de ya para pacientes que no se controlan adecuadamente con el sistema de bomba tradicional. Este sistema mide continuamente el nivel de glucosa, mejora el control de la glucemia y reduce las bajadas graves de azúcar en pacientes que ya portan bomba de insulina. Esto va a beneficiar a niños y adultos, muy vulnerables desde un punto de vista de salud".

Esta innovación médica se lleva a cabo con el aval de los profesionales de la sanidad pública en el marco de las líneas estratégicas del Plan Andaluz de la Diabetes. Por su parte, el Ministerio de Sanidad aún no ha aprobado estos sistemas dentro de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. Hasta el momento son pocas las comunidades que lo están implantando, y en Andalucía es donde se van a beneficiar el mayor número de pacientes.

La implantación se realizará de manera progresiva ya que requiere formación previa de los pacientes en el uso, además de asegurar la selección que realice cada equipo médico. El SAS hará un seguimiento de cada sistema para comprobar que se están cumpliendo las expectativas, y también se iniciarán estudios de investigación para contribuir a aumentar el conocimiento de estos dispositivos a nivel nacional e internacional.

La mortalidad por diabeted en Andalucía se ha reducido de forma progresiva, a expensas de una reducción de la mortalidad prematura, que la sitúa por debajo de la tasa nacional. Asimismo, se observa una reducción de los ingresos hospitalarios por diabetes y por sus complicaciones asociadas.

Fotos

Vídeos