Cae una red internacional de narcotraficantes que operaba desde Jaén y Granada

Cae una red internacional de narcotraficantes que operaba desde Jaén y Granada

Era una organización "perfectamente estructurada y jerarquizada dedicada al tráfico de drogas a nivel internacional"

EFEJAÉN

La Guardia Civil de Jaén y Granada ha detenido a siete personas en una operación denominada "Mentesa-Mandioca", con la que se ha desarticulado una organización "perfectamente estructurada y jerarquizada dedicada al tráfico de drogas a nivel internacional".

Esta organización, según informa la Guardia Civil en un comunicado, periódicamente adquiría importantes partidas de sustancias estupefacientes en la provincia de Granada y las trasladaba hasta una nave industrial en la localidad de Mancha Real (Jaén), que utilizaban a modo de plataforma de carga y ocultación de la droga en camiones que trasladaba los alijos hasta países de Europa.

La operación policial se inició en julio, cuando los Equipos de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de las comandancias de la Guardia Civil de Jaén y Granada tuvieron conocimiento de la existencia de una organización que operaba entre ambas provincias, trasladando importantes partidas de estupefacientes hasta varios países de la Unión Europea.

El transporte se realizaba encubierto por carretera con camiones de gran tonelaje que circulaban con una carga de cobertura entre la cual ocultaban palés con el mismo tamaño, peso y apariencia que el resto y en cuyo interior se ocultaban los distintos tipos de sustancias estupefacientes.

Una vez conocido el hecho y bajo la supervisión del juzgado de instrucción número tres de Jaén, se inició una compleja investigación que se ha dilatado durante dos meses y que ha permitido la detención hasta el momento de siete personas acusadas de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública y tráfico de drogas a nivel internacional.

Durante la operación se ha podido acreditar que la persona responsable de los envíos se encontraba entre Italia y España y que articulaba las actividades para poder realizar los transportes en dos grupos con funciones distintas.

Las acciones las coordinaba con la ayuda de su lugarteniente y persona de máxima confianza, afincado en la provincia de Granada, que era el encargado de controlar la calidad de las partidas de sustancias estupefacientes y mantener y controlar el contacto con los distintos proveedores, de los que adquiría a bajo precio, la droga que posteriormente en Italia alcanzaba al menudeo, un precio más elevado, del que habían pagado al proveedor.

Para llevar a cabo el transporte internacional de los alijos que salían de la provincia de Jaén, la organización contactaba previamente con empresas de transporte establecidas, revistiendo así de legalidad los transportes.

Durante la operación se han realizado un total de seis registros domiciliarios, en Mancha Real y Mengíbar (Jaén) y Maracena (Granada), interviniéndose 80.000 euros en efectivo, 70 kilos de cannabis ya desecado y envasado al vacío; 30 kilos de polen de hachís envasado al vacío; dos básculas digitales de precisión; tres vehículos, un camión de gran tonelaje, munición para pistola del calibre 9mm y 15 teléfonos móviles.

La investigación ha permitido la identificación y puesta a disposición judicial de las personas relacionadas a la organización en España, que realizaban de forma periódica uno o dos envíos al mes, de elevadas cantidades de estupefacientes.

Fotos

Vídeos