El padre que secuestró a sus hijos quiso hacerles fotos simulando que estaban muertos

Quería torturar a la madre fingiendo la muerte de los menores

IDEAL

Manuel Lebrón intentó fotografiar a sus hijos manchados con un líquido que simulaba sangre, quería que la madre pensase que estaban muertos. Ayer la jueza lo enviaba a prisión por un delito de atentado a agentes de la autoridad y también dictaba una orden de protección para los menores.

Lo hacía a petición del fiscal que se basaba en el relato de la madre: cuenta que además de querer hacer un montaje simulando la muerte de los niños, durante el secuestro les prohibió acercarse a las ventanas y les dijo que no iban a volver a verla. En prisión comunicada y sin fianza por el delito de atentado, el expolicía será juzgado también por sustracción de menores, pero la orden de protección ya le prohíbe acercarse y comunicarse con ellos. Además le han quitado la patria potestad.

Fotos

Vídeos