Manuel Chaves: «Para mí era muy difícil pensar que Empleo o cualquier otra consejería estableciera un procedimiento para burlar la ley»

Manuel Chaves. / AFP

El expresidente de la Junta declara en el juicio del 'caso ERE' que no conoció cómo se concedían o repartían las ayudas sociolaborales

MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

El expresidente de la Junta Manuel Chaves ha manifestado en el juicio del 'caso ERE' que conocía que se daban ayudas sociolaborales a empresas en crisis, pero no cómo se repartían o con qué procedimiento porque ese no era el cometido del presidente del Gobierno autonómico. Chaves, que comparece ante el tribunal desde las 10.15 horas, ha defendido ante el fiscal Juan Enrique Egocheaga la delegación de funciones y confianza en cargos de sus gobiernos. «Para mí era muy difícil pensar que en Empleo, en Educación... o en cualquier otra consejería se estableciera de manera consciente un procedimiento ilegal o que se hiciera para burlar la ley«, ha afirmado.

Chaves, que presidió la Junta desde 1990 a 2009, está acusado de prevaricación por supuestamente conocer que la Consejería de Empleo utilizaba un procedimiento ilegal para conceder ayudas a empresas en crisis y prejubilaciones a trabajadores en la pasada década. El Ministerio Público solicita para él diez años de inhabilitación.

La declaración de Chaves ha comenzado recordando los cargos que ha ocupado en la política, desde diputado del Congreso desde 1977, ministro de Trabajo en 1986, presidente de la Junta de Andalucía desde 1990 a 2009, vicepresidente del Gobierno y Ministro de Política Territorial desde 2009 a 2011 y diputado nacional hasta junio de 2015. Ha aclarado respecto a este último cargo público que dimitió tras conocer su imputación en el 'caso ERE'. Cs siempre se ha arrogado que su renuncia al escaño se debió a que lo exigió para apoyar la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta.

Chaves ha negado que conociera el convenio marco de 2001 entre la Consejería de Empleo y el IFA para pagar a través de esta agencia pública las ayudas sociolaborales mediante el instrumento presupuestario de las transferencias de financiación, lo que la acusación considera hecho adrede para saltarse los controles previos y decidir de forma arbitraria las ayudas. «No conocí ese convenio ni ningún otro que fueran internos«. »No conocí ni su existencia ni su contenido«, ha manifestado.

En cuanto a las transferencias de financiación no ha querido entrar en si eran o no apropiadas su aplicación en el pago de las ayudas, como sí defendió Griñán, pero sí ha remarcado que se incluían en la ley de Presupuestos que era aprobada por el Parlamento. «No sé si eran apropiadas o no, pero estaban en la ley», ha dicho para subrayar: «Estaban en la ley y por definición una ley no puede ser ilegal«.

Sobre las modificaciones presupuestarias que se hicieron para engordar las partidas de los ERE también ha respondido que en materia presupuestaria solo conocía la envolvente, pero no el detalle de las partidas ni sus modificaciones, porque tampoco era su competencia y las cuentas públicas ya llegaban cerradas al Consejo de Gobierno. Ha negado que interviniera en discusiones internas entre el consejero de Hacienda y el de Empleo sobre el incremento de las partidas de los ERE por encima de lo presupuestado. En este punto ha solicitado al tribunal permitirle contar una anécdota y ha aludido a una novela 'Juliano el apóstata', emperador romano, del escritor norteamericano Gore Vidal. En ella, leyó y aprendió lo siguiente: «Cuando hay discusión entre los ministros, para que no haya crisis de Gobierno, hay que darle la razón al de Hacienda«. Luego ha aclarado que nunca medió en discusiones de este tipo entre sus consejeros de Hacienda y Empleo.

Antes de la declaración de Chaves el abogado Fernando de Pablo ha comunicado al tribunal que deja de llevar la defensa del exdirector general de Trabajo Javier Guerrero. A partir de ahora José Ávila es el nuevo letrado del excargo responsable de conceder las ayudas sociolaborales en tela de juicio.

Fotos

Vídeos