El Gobierno andaluz renueva sin consenso el Consejo Consultivo

El portavoz del Gobierno, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno./EFE
El portavoz del Gobierno, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. / EFE

El PP asegura que se trata de una «represalia» por haber pedido la citación de Susana Díaz como testigo en el juicio del caso ERE

LALIA GONZÁLEZ-SANTIAGOSEVILLA

El Consejo de Gobierno andaluz renovó ayer por sorpresa y sin consenso con los demás grupos políticos el Consejo Consultivo de Andalucía, que en parte tenía su mandato concluido hace cerca de un año. La decisión motivó la ira del PP-A, que contaba con dos representantes en este organismo y cuya portavoz, Carmen Crespo, aseguró que el PSOEle había reconocido se trata de una «represalia» por pedir que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, declare en el juicio por el caso ERE.

Crespo dijo que «es una conducta propia del peronismo, Susana Díaz se convierte en Susana Kichner» y apuntó que el PSOE«se creen que son dueños de Andalucía». Calificó la ruptura del consenso, que se venía dando desde que en 1995 se creó el organismo, de «caciquismo», «desfachatez» y dijo que es «el mayor acto de despotismo en la autonomía reciente». La portavoz popular atribuyó los cambios a informes recientes del Consejo que «han tumbado» la ley de formación profesional y ha dado «varapalos» a otros textos, entre ellos la regulación del nombramiento de peritos, que informó en su contra el consejero Francisco Gutiérrez, que con anterioridad fue representante del PP en el Defensor del Pueblo Andaluz y en el Consejo Audiovisual.

El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, dijo que el decreto de nombramiento es «una competencia propia» que ejerce el Consejo de Gobierno con «rigurosidad» y defendió la «acreditada experiencia y solvencia» de los nombrados, a la vez que negó que se deba a las «fricciones» entre los organismos.

Entre los partidos cundió también la crítica por la decisión, que contrasta con la falta de acuerdo para nombrar otros órganos de extracción parlamentaria, que son competencia de los grupos, como el consejo de RTVA, el Audiovisual, el Defensor o la Cámara de Cuentas, que siguen sin presencia de los nuevos grupos.

Podemos, a través de Begoña García, censuró que el PSOEhace «política partidista» mientras Antonio Maíllo (IU) acusó a Susana Díaz de «sectarismo». Juan Cornejo (PSOE)rechazó las críticas y defendió la decisión y dijo que « el PP-A ha perdido las formas y el norte», su actitud es «impresentable» y le «escuece mucho el ridículo que ha hecho al tratar de involucrar» a Díaz en el caso ERE. Cs dijo no compartir la actuación de la Junta, pero reprochó al PP que quiera tener miembros en el Consultivo pero no impulse la presencia del partido naranja en órganos donde le corresponde, como el consejo de RTVA.

El acuerdo supone la incorporación a la permanente de Consultivo, con dedicación exclusiva, la exconsejera y senadora Mar Moreno; Ángel Rodríguez Vergara, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Málaga y doctor en Ciencias Políticas por la Complutense de Madrid; María Jesús Gallardo, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de Jaén, y Juan Gorelli Hernández, catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad de Huelva, y renueva la exconsejera Begoña Álvarez. Continúa Rafael Escuredo y Juan Cano Bueso sigue como presidente.

Serán también consejeros, sin exclusividad, José Manuel Jareño, exdecano del Colegio de Abogados Cádiz y profesor de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz; Soledad López, que fue subsecretaria del Ministerio de Presidencia de España y asesora técnica en el área de trabajo de Defensor del Pueblo; Eva Blanco, funcionaria del cuerpo superior de administradores civiles del Estado; Joaquín Cifuentes, abogado y letrado de CC OO; y Fernando Yélamos, abogado desde 1974 en ejercicio y que ha asesorado a UGT. Continúa en su puesto Ana Cañizares Laso, consejera desde 2008.

Completan el Consejo Consultivo cinco consejeros natos, a los que se incorpora Rafael López Cantal representante de las Academias de Legislación y Jurisprudencia.

Ocho granadinos entre elegidos y miembros natos

Q.CH. / La renovación aprobada ayer por el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía deja ocho granadinos en el nuevo Consejo Consultivo entre los elegidos, los que han renovado y los miembros natos. A la cabeza continúa el presidente, Juan Cano. Repite como consejera electa con dedicación exclusiva la exconsejera de Justicia Begoña Álvarez, que también fuera delegada de esta Consejería en Granada.

Sin el requisito de exclusividad se incorporan entre la nómina de granadinos la que antigua subsecretaria del Ministerio de Presidencia de España en la etapa de Rodríguez Zapatero, Soledad López; el abogado sindicalista Joaquín Cifuentes; y Eva Blanco, la secretaria general de la Subdelegación del Gobierno. Blanco sustituyó a Santiago Pérez López en noviembre de 2015 cuando se incoporó a la candidatura al Congreso por la provincia en la lista del PP. Era subdelegada accidental pero la repetición de las elecciones provocó que se mantuviera durante un año.

Hay que sumar a estos nombres otros tres granadinos que forman parte del Consejo Consultivo como miembros natos por el puesto o el cargo que ocupan. Lo es la Fiscal Superior, Ana Tárrago. También forma parte el director general de Administración Local de la Junta, el granadino Juan Manuel Fernández, exsenador y antiguo número dos del PSOE en la provincia.

Por último, se suma el abogado López Cantal, representante de las Academias de Legislación y Jurisprudencia. Este puesto se alterna entre la institución sevillana y la granadina. Por turno le tocaba al representante de la hispalense, pero al ceder por motivos personales ha facilitado la entrada de López Cantal en un Consejo Consultivo de marchamo granadino.

Fotos

Vídeos