Los 3 fallos del ascensor que mató a Rocío en un hospital de Sevilla

Las circunstancias del accidente están siendo investigadas por expertos que, por el momento, han hallado una serie de al menos tres errores

IDEAL.ES

La trágica muerte de Rocío Cortés, una joven sevillana que acababa de dar a luz en el Hospital de Valme, y cuyo cuerpo fue seccionado por un ascensor del centro hospitalario, ha conmocionado a todo el país. Las circunstancias del accidente están siendo investigadas por expertos que, por el momento, han hallado una serie de al menos tres errores que propiciaron el accidente, según recoge la Cadena SER.

Más sobre el caso

Por un lado, no funcionó el sensor que mantiene la puerta abierta durante el tiempo en el que algo permanezca en medio, por lo tanto, no detectó la presencia de la camilla en la que Rocío era trasladada. Por otro lado, falló el sistema que impide que ascensor arranque si las puertas no están cerradas. Y por último, tampoco funcionó el mecanismo que bloquea el ascensor en caso de que exista una anomalía en su funcionamiento.

Estos tres errores propiciaron que el elevador se pusiera en marcha en el momento en que la joven era trasladada en una camilla, provocando su muerte. Así lo ha explicado el jefe del área de Industria y Energía de Incosa, responsable de las inspecciones de los ascensores.

Por su parte, el director general de la Federación Empresarial Española de Ascensores apunta a que estos errores son muy inusuales y, por tanto, muy difíciles de detectar. De este modo, justifica que la máquina fallara, a pesar de que fue revisada el pasado 12 de agosto. Una revisión que, según explica, no eliminan los posibles fallos mecánicos.

Temas

Sanidad

Fotos

Vídeos