La reclamación de un nuevo modelo de financiación centra los actos del Día Andalucía

Guillermo Antiñolo, al recoger su título de Hijo Predilecto de Andalucía./EFE
Guillermo Antiñolo, al recoger su título de Hijo Predilecto de Andalucía. / EFE

Gran emoción en la entrega de las medallas de Andalucía, con el humorista malagueño ausente

MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

El 28F de este año está siendo un día lluvioso en Sevilla. Con paraguas han acudido los invitados y protagonistas al acto de la entrega de las medallas y títulos de hijos predilectos que la Junta concede cada año. En el de este ha habido un invitado inusual, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Bajo este paraguas del 28F han vuelto a coincidir Pedro Sánchez y Susana Díaz, aunque esta vez no ha habido foto de los dos juntos en el Teatro de la Maestranza. Sánchez ha justificado su presencia porque quien quiere gobernar España “tiene que venir mucho a Andalucía”, y él va a venir mucho, ha avisado. Ambos han reivindicado el protagonismo de Andalucía como clave en la vertebración de España. Sánchez lo ha dicho ante los micrófonos de los periodistas en un 'photocall' montado por primera vez en el acto institucional de las medallas. Sánchez ha pedido elecciones anticipadas a Mariano Rajoy si no puede aprobar nuevos presupuestos. Con su presencia y la de los líderes de la derecha andaluza, Juanma Moreno y Juan Marín, dirigentes de PP y Cs, respectivamente, este 28F se ha impregnado de cierto aroma electoralista. Ambos parecen convencidos de que Díaz adelantará a otoño las elecciones, aunque la presidenta ha insistido en agotar la legislatura.

En su discurso Susana Díaz no ha hablado de ello, tampoco ha presumido de estabilidad política como otras veces. La presidenta ha subrayado su papel de defensa de Andalucía en el debate territorial por encima de todo. Ha reiterado que esta Comunidad no va a consentir que se dé un paso atrás en sus conquistas autonómicas. “No vamos a volver al pasado, no vamos a retrotraernos a un modelo que consagre la división y la desigualdad”, ha manifestado en clara alusión a una solución para Cataluña que implique una España de dos velocidades si hay reforma del modelo territorial. Díaz ha recordado que el 28F es una celebración "de futuro" sin "nostalgia" ni "rencores" o "revanchas". Ha insistido en que quiere mirar al futuro para avanzar, pero "no desandará el camino avanzado".

La presidenta ha vuelto a reclamar al Gobierno un sistema de financiación para garantizar el avance de las comunidades tras la salida de la crisis y ha dado un toque de atención a Ciudadanos para que se una al acuerdo sobre el documento que el Parlamento defenderá. El partido naranja, aliado del PSOE en la legislatura, se ha desmarcado de un texto de mínimos pactado por PSOE, Podemos e IU y al que se ha sumado el Partido Popular a última hora. “Defender la financiación de Andalucía es defender a Andalucía", ha manifestado la presidenta. Esta mañana en una entrevista se ha congratulado de la adhesión del PP al documento.

La presidenta también ha reclamado al Gobierno más dotación para seguridad, después de semanas de gran tensión en el Campo de Gibraltar por la actuación de peligrosos narcotraficantes contra agentes de las fuerzas de orden público, de nuevas muertes por violencia de género y de acoso a menores o de amenazas de ataques cibernéticos a las empresas. También ha mencionado la amenaza del terrorismo yihadista.

En un acto sobrio, pero con momentos emotivos, la presidenta, al alimón con el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, han hecho entrega de las distinciones de hijos predilectos al actor José Luis Gómez y el doctor Guillermo Antiñolo. También han entregado 14 medallas de Andalucía, entre las que se distingue al humorista y cantaor de flamenco malagueño 'Chiquito de la Calzada' a título póstumo; al ingeniero y piloto de vuelo José Luis de Augusto, superviviente del accidente del A-400M; la cantante Niña Pastori; el bailarín y coreógrafo Rafael Amargo; la almeriense Rosa María García-Malea, primera mujer piloto del Ejército del Aire; la campeona olímpica de bádminton Carolina Marín; el actor sevillano Paco Tous; la jiennense Pilar Palazón, presidenta de la Asociación de Amigos de los Íberos; la profesora y escritora malagueña Elvira Roca, y el empresario linense Miguel Rodríguez del grupo Festina.

MÁS INFORMACIÓN

También han recibido este año la Medalla de Andalucía cuatro instituciones: el dispositivo de prevención y extinción de incendios del Plan Infoca; la Unidad de Producción Celular del Hospital Virgen de las Nieves de Granada y el Departamento de Histología de la Universidad de Granada; la empresa cordobesa Iluminaciones Ximénez, incluida entre las cinco más importantes del mundo en iluminación artística y decorativa; y el grupo empresarial granadino Abades.

El acto ha contado con un colofón especial, al cantar Niña Pastori el himno de Andalucía.

Los asistentes al Teatro de la Maestranza se han conmovido con fuertes aplausos ante las historias de méritos y lucha personal de los premiados. Entre los momentos más emotivos ha estado la entrega de la medalla de Andalucía al humorista y artista malagueño Chiquito de la Calzada a título póstumo. El teatro se ha llenado de aplausos cuando la presidenta, Susana Díaz, ha entregado la medalla a Dolores Cantalejo, la sobrina del artista fallecido el pasado noviembre. La Junta de Andalucía cumple así con una deuda con el humorista que hizo de su peculiar lenguaje corporal y expresivo todo un fenómeno social. La presidenta ha pedido disculpas en su discurso porque la medalla a Chiquito ha llegado “dolorosamente tarde”. “Lo siento de corazón”, ha manifestado para añadir sentirse segura que los amigos y admiradores del artista malagueño celebran este reconocimiento póstumo.

Como anécdota cabe anotar que José Luis Gómez, hijo predilecto, se ausentó a la mitad del discurso de Susana Díaz, al tener que coger un AVE a Madrid donde tiene función de teatro esta tarde.

En nombre de los galardonados han hablado José Luis Gómez y Guillermo Antiñolo. Este ha hecho una defensa a ultranza de la sanidad pública y de sus avances en Andalucía, del que él es protagonista. El público asistente ha aplauidido varias veces su intervención, sobre todo cuando ha criticado el “clasismo territorial” de quienes miran a Andalucía con prejuicios y cuando se ha mostrado orgulloso de vivir y trabajar en Sevilla pese a las ofertas de otros lugares. “No quiero ser importante, lo que quiero es cambiar el mundo, romper techos de cristal y trabajar para que nuestra tierra deje de ser la tierra de corazones”, ha sentenciado. Otro momento estelar ha sido cuando la entrega de la medalla al Infoca y el escenario se ha llenado de bomberos y directivos de la agencia pública.

Fotos

Vídeos