Bruno se va pero el viento permanece

En Jaén el viento arracó varios árboles /EFE
En Jaén el viento arracó varios árboles / EFE

Almería, Granada y Jaén están en alerta amarilla por rachas de viento de 80 kilómetros por hora

EFE MADRID

Bruno, la borrasca atlántica que durante las últimas horas ha afectado con fuerza a la península y a las Islas Baleares, se despide hoy, aunque todavía veinte provincias de trece comunidades continúan en alerta por fuertes vientos y nevadas.

Así, Asturias y Cantabria, dos de las comunidades más castigadas por el temporal, tienen activada la alerta naranja (riesgo importante) por vientos costeros con fuerza 8, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

En Andalucía, las provincias de Almería, Granada y Jaén tienen alerta amarilla (riesgo) por rachas de viento de 80 kilómetros por hora y por fuertes vientos costeros, mientras que en Aragón, solo la provincia de Huesca tiene activado el aviso amarillo por nieve y viento en el Pirineo.

Las provincias de Albacete (Castilla-La Mancha), Valencia (Comunidad Valenciana), Vizcaya y Guipúzcoa (País Vasco), La Coruña, Lugo y Pontevedra (Galicia) y Gerona, Tarragona y Lérida (Cataluña) siguen con alerta amarilla por viento, nieve o costeros.

Las comunidades de Madrid, Navarra, Murcia, Islas Baleares y la ciudad de Melilla están en alerta amarilla por rachas de viento, fenómenos costeros adversos y nevadas.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales.

Por su parte, con la alerta amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

Fotos

Vídeos